Archivo de la categoría: Periodismo

Noticia triste #UAQ

Jesús Almaraz

Jesús Almaraz

Víctor López Jaramillo

Una noticia triste empañó el regresó de labores de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ): Jesús Almaraz Esquivel, estudiante de Cadereyta, fue encontrado muerto.

Jesús Almaraz, de 21 años de edad, desapareció el primero de junio. La última vez que lo vieron fue en el barrio de El Demiño en Cadereyta. Al no regresar a su domicilio, su familia pidió ayuda a las autoridades municipales para localizarlo.

Lamentablemente, el gobierno municipal encabezado por Rodrigo Mejía Hernández poco apoyó. Incluso, las autoridades locales mandaron retirar lonas en donde se informaba y pedía ayuda para encontrar a Jesús Almaraz.

Esas mantas producen paranoia en la población, argumentó el alcalde. Incapaz de velar por la seguridad de los habitantes de Cadereyta de Montes, el presidente municipal evadió el tema. Su argumento, desde luego es risible.

Por su parte, el rector de la UAQ, Gilberto Herrera Ruiz, decidió dar todo el apoyo necesario para dar con el paradero del estudiante, quien destacaba por su aportación a la comunidad y era becario de la máxima casa de estudios.

Cabe destacar también el papel del coordinador del Campus Cadereyta, Arturo Marcial Padrón Hernández, quien desde el inicio del caso mostró preocupación y abogó para obtener apoyo para dar con Jesús Almaraz.

Ante la presión mediática que implica que la misma rectoría de la UAQ exija a las autoridades den con el paradero de un alumno desaparecido, se intensificó la búsqueda.

Sin embargo, Gobierno del Estado volvió a mostrar que evade la realidad y que busca explicaciones alternas. El secretario de gobierno, Jorge López Portillo Tostado dijo que ya se había reunido con los parientes de Almaraz. Y anunciaba que descartaba la hipótesis de un secuestro y que más bien, era un tema familiar.

En la nota del 16 de junio publicada en El Universal Querétaro y firmada por Paulina Villeda, se lee la siguiente declaración de López Portillo:

“Aparentemente es un tema no relacionado con ningún tipo de desaparición o secuestro, no tenemos indicadores duros que nos digan que vaya en ese sentido sino que más bien se pudiera tratar de un tema familiar, estamos por tener los datos duros de la Procuraduría”, expresó.

¿Un tema familiar? Como parte de su táctica para maquillar la realidad, López Portillo minimizó el caso pero no hubo final feliz.

Sin pista alguna sobre el caso, éste se resolvió porque el culpable decidió entregarse. Melchor García Gallardo acudió antes las autoridades municipales a confesar que él había asesinado a Jesús Almaraz y que había enterrado el cuerpo en su casa.

El procurador Arsenio Durán Becerra informó que la prueba de ADN confirmó que el cuerpo encontrado en el domicilio de García Gallardo corresponde a Jesús Almaraz.

En comunicado de prensa, la UAQ informó que “El rector de la Universidad Autónoma de Querétaro, Gilberto Herrera Ruiz, a título personal y de los universitarios, lamenta profundamente lo sucedido y agradece la solidaridad que demostraron las autoridades, representantes de los medios de comunicación, la sociedad en general y los integrantes de la comunidad universitaria para localizar al joven, quienes estuvieron al pendiente en todo momento durante este mes y medio de búsqueda”.

Una noticia triste para la Universidad. Una noticia triste para la sociedad queretana.

Deja un comentario

Archivado bajo Periodismo

El ruido de Roberto, el silencio de Francisco #Querétaro #NoMasPoderalPoder

Víctor López Jaramillo
A un año de que se realicen los comicios electorales para elegir nuevo gobernador, dos de los principales aspirantes a suceder a José Calzada Rovirosa, en este momento, tienen estrategias diametralmente opuestas.
Mientras Roberto Loyola Vera hizo mucho ruido de su informe de gobierno para opacar el escándalo del Querétaro inundado; Francisco Domínguez le apostó al silencio de su participación en la Reforma Telecom.
Las semanas previas al informe de gobierno han sido las más difíciles en la gestión del alcalde priista Roberto Loyola Vera. Así como el agua se lleva la arena y carcome el asfalto dejando enormes baches e inundando colonias, así el discurso político de Roberto Loyola Vera evidenció muchos huecos. Mientras hablaba de una ciudad bonita y ser la sonrisa de México, muchas familias no podían sonreír ante a furia de Tláloc.
Ante el desencanto ciudadano, el alcalde Loyola Vera dijo que el presupuesto destinado a promocionar su segundo informe de gobierno -y, por tanto, su imagen- se iba a destinar a obras pluviales, lo cual nos llevó a la pregunta clave: ¿De qué tamaño iba a ser su promoción personal? Sin embargo, aunque no hubo espectaculares diciendo que Querétaro era bonito, varias estaciones de radio comerciales hicieron el enlace en vivo del acto político del informe. ¿Generosidad o publicidad encubierta? Eso lo tiene que responder el propio alcalde, aunque en materia de transparencia en gastos en medios de comunicación siempre ha sido opaco.
Y así como en el asunto de la promoción personal hizo trampa con el verbo, como suelen hacer los políticos, durante su discurso estuvo ausente la autocrítica. Aunque abrió con el obligado tema de las lluvias, lejos de reconocer fallo alguno, aprovechó el momento para destacar su marca de gobierno: Querétaro es la fuerza de su gente. En pocas palabras, aunque llovió y hubo inundaciones, todo va bien en Loyolandia porque la gente saca todo adelante. ¿Y entonces, para qué está el gobierno encabezado por él?
Ni autocrítica ni reconocimiento de fallo alguno. Su línea discursiva siguió en la misma línea: Querétaro es bonito, Querétaro es divertido, etcétera. Y para cerrar, en lo que debía ser el mensaje político, más bien parecía un discurso de superación personal. Le apuesta a imitar el discurso de Obama en el 2008 de apelar a la esperanza y superación, pero sus asesores olvidan decirle que ese discurso sólo funciona cuando en la sociedad hay una crisis, como lo era el Estados Unidos de ese año. No olvidemos el caso de López Obrador en el 2012: le apostó a la república del amor y fue insuficiente para derrotar a Peña Nieto.
Mucho discurso de Loyola Vera que, lejos de ser armónico, causa ruido en la sociedad que ve que las mil obras no han impedido que se ahogue la ciudad.
Por el otro lado, el senador Francisco Domínguez le apostó primero a la táctica del silencio. Estar en la sombra, pasar desapercibido mientras en el Senado se discutía una reforma trascendental para la democracia y la nación: la Reforma en Telecomunicaciones.
Mientras su correligionaria Marcela Torres Peimbert decidió ser transparente en el tema y expresó públicamente cómo sería su intención del voto, Francisco Domínguez Servién hizo mutis.
Mientras Marcela Torres dijo que la propuesta de su compañero de partido, Javier Lozano, era regresiva y favorecía al duopolio

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Periodismo, Política, Tecnología

Cuando la realidad se impone #Querétaro

Víctor López Jaramillo
¿En qué se parecen Anatolia, en Turquía, Magallanes y Antárctica, de Chile, Estonia y el Noreste de la República Checa y Querétaro? En que tienen un nivel de vida similar, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Lamentablemente para nuestro estado, la mayoría de las calificaciones son reprobatorias, lo cual viene a desnudar el discurso oficial de la alta calidad de vida en nuestra entidad.
El organismo que agrupa a 34 países tiene como finalidad promover políticas que mejoren el bienestar económico y social. Fundado en 1961, la OCDE tiene como uno de sus valores la ética,  porque su credibilidad está forjada en la confianza, integridad y transparencia, informan en su página web.
Los rubros analizados son Salud, Ingresos, Acceso a Servicios, Medio Ambiente, Compromiso Cívico, Educación, Empleo y Seguridad, de los cuales en escala de 1 al 10, Querétaro obtiene calificación aprobatoria en sólo uno: Trabajo.
El estudio, el cual se puede consultar en la página http://www.oecdregionalwellbeing.org/ arroja los siguientes resultados: un 1 en Ingresos; Acceso a Servicios, 1.3; Educación, 1.7; Seguridad, 2.6; Medio ambiente, 3.1; Compromiso Cívico, 3.7 y Empleo, con 6.0.
El estudio viene a derrumbar el mito de que Querétaro es casi el paraíso. Si bien, comparado con otros puntos de la República, destaca, ya ante un análisis global, sus números son bajos. En todos los rubros, la entidad está por debajo de la media global. El que más se acerca es el punto de empleo.
En el aspecto de seguridad, el estado obtiene un 2 de calificación, pero comparado con el resto del país, es la segunda entidad más segura, después de Yucatán. Pero visto a nivel global, Querétaro está en el rango más bajo.
Así, este estudio debería frenar los discursos triunfalistas y aprovechar el diagnóstico para implementar mejores políticas públicas.
Otro punto donde se impuso la realidad al discurso oficialista, fue en el caso del municipio de Querétaro, en donde las lluvias de la semana pasada se llevaron el optimismo gubernamental y su euforia por las Mil Obras de Roberto Loyola Vera.
Tanta fue el reclamo ciudadano que el alcalde priista se vio obligado a Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Periodismo, Política

Piratas holandeses #MEX #NED

Robben, pata de palo

Robben, pata de palo

Víctor López Jaramillo

Los mexicanos olvidamos que los holandeses son descendientes de piratas y lo pagamos con la eliminación en el Mundial. Cuando la casa de Orange vislumbró que el mar presentaba excelente oportunidades de expansión a través de la piratería para robar la plata que salía de México, nunca pensó que 400 años después, su táctica seguiría funcionando.

La primera víctima de la piratería holandesa fue la Armada Invencible española. Confiada, lanzó sus barcos al mar del Mundial de Brasil 2014 sin imaginar que serían cruelmente atracados y naufragarían.

Esta Holanda, como sus antecesores piratas, dejan que el rival viaje tranquilo, lo persiguen a lo lejos, y cuando más confiados se encuentran, en el segundo tiempo se lanzan al abordaje y hunden el barco enemigo. España empezó ganando tranquilamente, pero cuando se dieron cuenta, los holandeses ya habían abordado su barco. No, no fue un accidente de ultramar, fue la venganza diseñada por los holandeses para resarcir la derrota de la final del Mundial pasado.

Contra Australia, los holandeses casi olvidan que los socceros son descendientes de otros piratas: ingleses. Y aunque el juego comenzó como un crucero, los australianos se fueron al abordaje y sólo una bravía reacción, les hizo recuperar el triunfo. Contra Chile, aunque el trámite no fue sencillo, dos cañonazos hundieron las naves del país andino.

No tan lejos del Caribe que alguna vez señorearon los piratas holandeses, llegaba la selección mexicana a la ciudad de Fortaleza con más ilusión que futbol para tratar de frenar la piratería del país naranja.

Lo que también ignorábamos es que, precisamente, Fortaleza debe su nombre a una fortaleza que los holandeses edificaron en sus correrías marítimas a mediados del siglo XVII. El pasado pirata holandés los respaldaba.

Y arrancó el juego. Nervio del lado mexicano mientras que los de naranja se administraban. Por nuestro lado, marineros de agua dulce contra terribles piratas holandeses curtidos en grandes batallas europeas. Sólo Rafa Márquez era el único con los blasones para enfrentar a tales corsarios. Y se comportó a la altura. Transmitió confianza a sus compañeros que controlaron los nervios y empezaron a hacer lo que mejor hacen: marcar, asfixiar al rival, no permitirle jugar.

Pero ojo, eso también era parte de la táctica holandesa. Dejar que el rival se cansara para atacarlo, para que cuando los músculo estuvieran cansados y la deshidratación pesara, el talento individual se impusiera a la fuerza colectiva.

México parece dominar pero no tiene llegadas claras. Holanda está a la caza del balón para lanzarlo y que Van Persie anote. El ejemplo más claro fue cuando el Maza se equivoca en la salida, Holanda la roba y en un último esfuerzo, Rafa Márquez y Moreno frenan a Robben. Aunque el árbitro no marca penal, el daño es peor para los nuestros: perdemos al último hombre en defensa, al que frenaba los embates piratas. Moreno sale fracturado, los cors Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Futbol, Periodismo

Sonrisa inundada #Querétaro

MemeVíctor López Jaramillo

La realidad es amarga. Por más bonitos castillos en el viento que se dibujen, estos se desploman ante los hechos concretos. Eso le sucede al presidente municipal Roberto Loyola Vera: en el discurso se empeña en dibujar una ciudad “bonita” pero la realidad le devuelve un Querétaro inundado.

El discurso del alcalde Loyola políticamente es hueco. Apela a que la ciudad es bonita, a que Querétaro es una sonrisa. No comunica política, difunde estética.

Hace meses el municipio comenzó la campaña “Querétaro, la sonrisa más grande de México”. Y fueron colocadas en plazas públicas lonas con la frase “¡Sonríe, estás en Querétaro!”. (Por cierto, esa frase va acompañada de un logotipo con una sonrisa minimalista, sospechosamente parecida al emblema de la empresa turística alemana Tui AG y que podemos ver publicitada en el pecho del equipo de futbol germano Hannover 96).

Nadie está en contra de las sonrisas, es más, hasta dicen que éstas son el espejo del alma; sin embargo, si el discurso de gobierno tiene como base decir que todo está bonito y hay que sonreír, algo pasa en el equipo de comunicación política del alcalde. Privilegian discursivamente lo ornamental sobre lo político.

En esta época de lluvias debe ser difícil sonreír cuando tu casa o tu calle está inundada y el dren pluvial revienta dos veces en dos semanas. O si se sonríe, sólo se consigue para las cámaras una sonrisa amarga.

Dijimos que la realidad es amarga. También lo son las cifras concretas. Al revisar los datos del programa estrella del alcalde Loyola Vera, las famosas Mil Obras, podemos constatar que del millar de acciones, sólo un 1.5 por ciento de ellas, es decir, apenas 15 fueron, para el “fortalecimiento del drenaje pluvial”. En cambio, el 36.8 por ciento, o sea, 368 acciones, fueron para las áreas de “mejoramiento urbano, mejoramiento de imagen en colonias” y “urbanización en nuestras calles”.

Es decir, tanto en obras como en discurso, el alcalde privilegia lo ornamental sobre la infraestructura.

Los apologistas del alcalde podrán decir que las inundaciones no son un tema nuevo, que la ciudad siempre se inunda. Y en ese punto tien Sigue leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Periodismo, Política