A propósito de los 16 años de Tribuna de Querétaro

Víctor López Jaramillo

¿Periodismo, para qué?

Leo a Chuck Palahniuk, el emblemático autor de la novela y película de culto El Club de la pelea, en donde uno de sus personajes cuestiona “¿De verdad te quieres dedicar al periodismo?”. Y de nuevo escucho la pregunta. Esa pregunta que con diferentes variantes hemos escuchado todos los que nos hemos matriculado en una carrera universitaria de periodismo y comunicación.¿Por qué dedicarse al periodismo? ¿Por qué seguir con esa terca insistencia de defender al periodismo? ¿Por qué seguir impulsando hasta el límite de las fuerzas con un proyecto periodístico?Y hago todas estas preguntas justo cuando Tribuna de Querétaro llega a su decimosexto aniversario. El periódico llega a sus dulces 16, recordando una clásica canción.

Además de un momento de fiesta y euforia, un aniversario es el momento propicio para hacerse cuestionamientos y plantearse nuevos retos. Hacer un análisis de que se ha hecho y que falta por hacer. De definir la naturaleza de los proyectos.

Comencemos con la pregunta. ¿Para qué sirve el periodismo? ¿El periodismo tiene una utilidad? La materia prima del periodismo es la información. Información que los seres humanos siempre han necesitado para subsistir. Para saber qué caverna tenía fuego, dónde estaban los mamuts para cazar o para saber por cuál flanco atacaban los irreductibles galos.

Información que acompañada de un ritmo pausado al narrar, se convirtieron en los primeros poemas de occidente al narrar la cólera de Aquiles y las hazañas de Odiseo al regresar de Troya para buscar a su paciente Penélope.

Hasta aquí un político de viejo cuño, a quienes sólo les gusta recibir alabanzas y acallar críticas, diría que el periodismo tiene como función exaltar la figura de los poderosos. Y muchos empresarios metidos en los medios de comunicación quizá así lo entenderían. Si los juglares exaltaron la figura del Mío Cid en la Reconquista española, entonces exaltemos a nuestro gobernador, argumentarían.

Sin embargo, ser periodista no es ser un juglar que alaba a los héroes. El periodismo con sus características modernas aparece gracias a un avance tecnológico: la imprenta. Y con la imprenta, una serie de cambios que cimbra de raíz el orden establecido y cuestiona el porqué del poder de las monarquías, incluida la papal –recordemos a Lutero.

Periodismo y democracia

El periodismo sirve a la democracia. Eso es lo que responden Bill Kovach y Tom Rosentiel en su libro “Elementos de Periodismo”, a la pregunta ¿para qué sirve el periodismo?

“Porque a pesar de lo que ha cambiado el rostro del periodismo, su objetivo ha permanecido inalterable —aunque no siempre le hayamos sido fieles— desde que hace ya más de trescientos años surgiera una noción de lo que es «la prensa». Y pese a que la rapidez, las técnicas y el carácter de los medios de información han cambiado, existen ya una teoría y una filosofía de la información muy definidas que surgen de la función que desempeñan las noticias. El propósito principal del periodismo es proporcionar a los ciudadanos la información que necesitan para ser libres y capaces de gobernarse a sí mismos.”

Y profundizando, el presidente de publicaciones Tribune, que edita, entre otros, el Chicago Tribune, Jack Fuller, nos dice que “el propósito principal del periodismo es decir la verdad para que la gente tenga la información que necesita para ejercer su poder soberano”.

Y los propios Kovach y Rosentiel en su obra ya citada Seguir leyendo A propósito de los 16 años de Tribuna de Querétaro

Anuncios