¿Y la capacidad de respuesta política?

Víctor López Jaramillo

En política, las decisiones debieran ser fruto de profundos razonamientos y análisis para una mejor obtención de resultados. Sin embargo, no siempre es así. A veces, el actuar por reflejo, por instinto, genera una respuesta mejor o peor, dependiendo de la habilidad y capacidad del actor político de saber leer los tiempos y las coyunturas políticas.

Reacciones a botepronto tenemos muchas en nuestra política. Algunas memorables, otras definitorias de la falta de capacidad de la clase política. Entre las primeras tenemos la respuesta que dio el presidente Adolfo López Mateos a su homólogo estadunidense John F. Kennedy cuando en plena negociación del territorio El Chamizal le dijo “no soy agente de bienes raíces”, con lo cual desconcertó al norteamericano y aceleró el acuerdo.

Caso contrario son las respuestas de Vicente Fox Quesada. Por ejemplo, cuando le preguntaron sobre cómo iba a actuar entre la disputa entre dos televisoras que incluso llegó a la toma de las instalaciones de transmisión, el de Guanajuato simplemente respondió: “¿Y yo  por qué?”, con lo que evidenciaba la parálisis de su administración.

Claro, a veces un político puede ser luz y sombra por sus respuestas y por sus silencios. El alcalde  Roberto Loyola Vera, es un claro ejemplo de ello.

Este domingo por la noche, en Twitter empezó un terremoto. Se dio a conocer un tuit de Edgar Collantes, quien hasta entonces laboraba como Auxiliar Jurídico en la Sec Seguir leyendo ¿Y la capacidad de respuesta política?

Anuncios

Más canciones para Día de Muertos

Con el frío viento otoñal y con los panteones llenos de flores de cempasuchitl y recuerdos, es hora de recomendar un puñado de canciones para Día de Muertos.
Empezamos con el recientemente fallecido Lou Reed y su magistral Cremation- Ashes to Ashes del disco Magic and loss, disco compuesto ante la enfermedad y muerte de dos de sus más cercanos amigos.

Continuamos con Robi Rosa y su Blanca Mujer. El título lo dice todo.

Y para finalizar con un tono alegre, dejamos esta canción de Lost Acapulco: La Llorona loca:

Hojas queretanas

Víctor López Jaramillo

Como parte del ciclo natural de las estaciones, en otoño, las hojas de los árboles caen lentamente. En el suelo queda lo que en verano fueron orgullosas hojas verdes ahora convertidas en nostálgico recuerdo de lo perecedero de la vida.

También el vientecillo otoñal nos obliga a sacar los suéteres que ante el caluroso clima queretano, los tenemos castigados en el fondo del armario.

Y otoño es época de grandes festivales culturales y ferias del libro. Cabe recordar los grandes niveles de audiencia que alcanzó el Festival Otoño en la Cultura, de la Universidad Autónoma de Querétaro, evento que hoy ha bajado notablemente su perfil.

Convirtamos, pues, este otoño un pretexto perfecto para empezar a leer y compartir lecturas.

Pudiera empezar a recomendar libros para priistas, panistas o izquierdistas. Por ejemplo, pudiera recomendar La muerte de Artemio Cruz de Carlos Fuentes a los priistas, en donde muestra como la revolución se institucionalizó y se olvidó de donde venía. O quizá la de Las buenas conciencias del mismo Fuentes a los panistas. O a los queretanos que siente que su Querétaro ya se les fue, es ideal que lean Las batallas en el desierto de José Emilio Pacheco.

Para revivir nostalgias, también es recomendable leer Las calles de Querétaro de Valentín F. Frías, donde podrán recordar o los nuevos avecindados saber que una cuadra de la hoy calle Reforma, antes era conocida como Calle de Sal Si puedes o que una cuadra un poco más arriba era conocida como Calle de Buena Vista, precisamente por la buena vista que se tenía de la ciudad desde esa locación.

O que una cuadra de Allende, era conocida como Calle de la Palma Ancha o que la Avenida 16 de septiembre era conocida como calle Del Mexicano.

Para conocer la historia posterior a la caída del Segundo Imperio, recomendamos leer Querétaro devastado. Fin del Segundo Imperio de Blanca Gutiérrez Grajeda, editado por la UAQ y el IEQ en 2007. Es un retrato del Querétaro tras el fin de las hostilidades entre republicanos e imperialistas.

Les comparto un fragmento: “Pedro Cisneros estuvo en el lugar equivocado, el día equivocado. Era comerciante y se dedicaba a vender mercancías de pueblo en pueblo. Con ese fin, procedente de Morelia llegó a la ciudad de Querétaro días antes de que fuera declarada en estado de sitio, mismo que lo tomó por sorpresa. Obligado por las circunstancias, tuvo que permanecer en ella, sobreviviendo con lo que la caridad pública, en medio de la calamidad, pudiera proporcionarle”.

Por otra parte, si lo que quiere es entender como fue el proceso de industrialización de Querétaro, recomendamos leer Del Querétaro rural al industrial 1940-1973 de Eduardo Miranda Correa. Libro editado por la UAQ y Miguel Ángel Porrúa.

Para comprender la historia política de nuestro estado, puede consultar el libro La construcción de la democracia en Querétaro: 1824-1991, también editado por la Universidad Autónoma de Querétaro y el Instituto Electoral de Querétaro. El tomo, coordinado por Blanca Gutiérrez, Martagloria Morales Garza y Evaristo Martínez Clemente.

La edición consta de conjunto de ensayos hechas por científicos sociales en donde abordan las paradojas, contradicciones y aciertos de la evolución de la democracia en nuestro estado.

Finalmente, si está interesado en saber porque el campo queretano perdió ese potencial económico que tenía y entró en declive, debe leer El tiro de gracia al campo queretano, de Ana Cecilia Figueroa Velázquez, en donde relata como nuestro estado sufrió los embates del llamado rifle sanitario que como medida tomó el presidente Miguel Alemán Valdés para terminar con la fiebre aftosa que asolaba a las reses del país.

El resultado fue que sólo los ganaderos acaudalados pudieron sobrevivir gracias a las indemnizaciones generosas. En cambio, los pequeños productores se sumieron en la miseria.

Ésta son algunas recomendaciones para que aprovechando el clima cultural que se vive en esta época, pueda usted leer. Si está interesado, amable lector, los libros recomendados los encuentra usted en la Librería Universitaria de la UAQ o en las diferentes bibliotecas de las Facultades del alma mater.

Política futbolera

Víctor López Jaramillo

“Porque, después de muchos años en que el mundo me ha permitido variadas experiencias, lo que más sé, a la larga, acerca de moral y de las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol”, así sentenciaba el escritor francés Albert Camus, ganador del premio Nobel de Literatura, su relación con el deporte de las patadas.

Camus, un intelectual comprometido con su realidad que nunca dejó de cuestionar ni a su gobierno ni a los dogmas de izquierda o derecha, se daba tiempo para poder reflexionar sobre la importancia del balompié, que entonces aún no era parte de ese entramado espectáculo y negocio que es hoy día.

“Pronto aprendí que la pelota nunca viene hacia uno por donde uno espera que venga. Eso me ayudó mucho en la vida, sobre todo en las grandes ciudades, donde la gente no suele ser siempre lo que se dice derecha”, escribió el Nobel francés de origen argelino.

Engaño, habilidad, donde la gente no suele ser muy derecha, parece que hablamos de política y no de futbol. Y es que a veces podemos usar frases y expresiones nacidas en los capos de juego para explicar nuestro acontecer político.

Por ejemplo, la semana pasada se llevó a cabo un duelo más del Torneo Capital 2015, en donde el equipo Azul Futbol Club, cuyo estelar es el hoy diputado federal Marcos Aguilar se enfrentó en un duro duelo en la media cancha contra Diego Foyo, del Atlético Institucional, que es el más reciente campeón de dicho torneo.

El duelo fue trabado, pero destacó la habilidad de Aguilar y la cobertura que le hicieron sus compañeros de equipo para esquivar la ruda marca del aún novato contención Diego Foyo, que en su primera temporada en la Primera División local ha mostrado más enjundia que técnica.

Quizá Foyo debería recibir más consejos del capitán de su equipo en el torneo Capital 2015, Braulio Guerra, quien juega a la espera de un balón de rebote para ir al contrataque y asegurar el triunfo por la mínima diferencia.

Dicta una norma del basquetbol, también aplicable al futbol y a la política, que nunca mandes a tu mejor hombre a marcar al mejor hombre del equipo rival. Y esa es la táctica que los institucionales enfundados en su jersey rojo han seguido al pie de la letra.

Ante el toque de balón y sus rápidos arribos al área de Marcos Aguilar, en vez de enviar a sus baluartes en la defensa o ataque a cubrirle, han optado por enviar a jugadores rudos para frenarle el paso. O pasa el balón o el jugador, dicen.

Sin embargo, en el primer duelo a borde del área hace algunos meses, el también diputado local Ricardo Carreño salió con los tacos por delante para frenar a Aguilar. Una tarjeta amarilla de demanda y un quiebre de cintura fue el resultado del primer duelo.

El institucional le apuesta al desgaste del rival y a la espera de que inicie el segundo tiempo para hacer los cambios y tomar cansado al Azul Futbol Club para en los últimos minutos arrebatarle el triunfo, como en el Torneo Capital 2012, que ante el evidente desgaste del capitán Armando Rivera, el equipo se desplomó en los minutos finales.

Pero no es el único torneo que se libra. En la Copa Gubernatura 2015, los ánimos también están caldeados y cada equipo busca sus mejores alineaciones para enfrentar este torneo de eliminación directa, cuya derrota implica seis años en el exilio del poder.

Los equipos aún no escogen capitanes, pero ya varios se perfilan para enfrentarlo de la mejor manera posible, aunque algunos no apuestan por el título, sino simplemente a no descender como el Sol Azteca, que busca rebasar su tope histórico de puntos o la franquicia Convergencia, que también quiere mantener la categoría y disfrutar de los patrocinios futbolísticos.

El balón político sigue rodando por la cancha. El inicio del segundo tiempo en 2014 será definitivo. Pero estos primeros 30 minutos ya nos han dado una prueba de lo cerrado que será el juego.

Espero hayan disfrutado esta crónica político-futbolera y que Camus me perdone por haber usado su nombre en vano, pero es que el futbol nos puede ayudar a entender un poco la política.

o-O-o

Regreso al Origen. Luzbel. Reseña



Regreso al Origen

Luzbel

Ceiba Recordings

México. 2013

Luzbel era el ángel predestinado a gobernar el reino del metal en México en los hoy lejanos años ochenta. Con la mancuerna Huizar-Greñas y con un cuidado EP titulado Metal caído del cielo con una disquera trasnacional,
Luzbel reclamaba para sí el trono del metal en México, género que siempre ha sido popular en el país pero nunca ha podido generar un exponente con éxito masivo. La técnica depurada y el profesionalismo de Raúl Fernández Greñas encontraba cómplice perfecto en la voz y carisma de Arturo Huizar.

Pero, cual si fuera maldición bíblica, Luzbel fue expulsado del paraíso. La plaga del ego y la peste de las divisiones internas terminaron por arrojar a Luzbel del cielo rockero nacional. Un leve intento de reconciliación en los 90 que no trascendió. Huizar se llevó su micrófono y Raúl Greñas se quedó con la guitarra. Proyectos siameses. Huizar siguió en la brega, Raúl guardó silencio.

Y he aquí que hoy, hermanos, os traigo la buena nueva, el ángel caído ha vuelto. Parecía que estaba estaba perdido y ha sido hallado.

Con una nueva alineación encabezada por Raúl Greñas en la guitarra, Mike de la Rosa en la voz, Vic Nava en el bajo y Jorge Curiel, batería; Luzbel presenta un nuevo disco que en su título resume todo el concepto: Regreso al origen.

Un álbum que contiene canciones ya clásicas de Luzbel grabadas por la nueva alineación. Destaca el poderío de la guitarra y la nueva masterizacion en dónde lucen una batería contundente y un imponente bajo que guía a la banda.

Kirieleisón, Por piedad, La gran ciudad, La muerte del hechicero, clásicos regrabados junto a nuevas canciones como Vacío, muestran que Luzbel regresa al siglo XXI por su reino perdido. (VLJ)