A siete semanas

CalzadaBalon

Víctor López Jaramillo

El siete es un número cabalístico en nuestra cultura. Siete son las virtudes, siete los pecados capitales. Siete son las semanas que le restan al gobierno de José Calzada Rovirosa que hace seis años despertó muchas expectativas entre los ciudadanos.

La semana pasada comenzó el proceso de entrega-recepción entre los equipos de Calzada Rovirosa y el del gobernador electo Francisco Domínguez. Jorge López Portillo encabeza el primer equipo y Bernardo Nava el del panismo triunfante.

Estas siete semanas son la rémora temporal del gobierno saliente. Es el momento de hacer cuentas y ver lo que se hizo y se dejó de hacer. Los votantes ya hicieron su primer juicio al votar en contra del partido en el poder.

Aunque los apologistas del gobierno en turno afirman que no se castigó a Calzada, presuntamente el mandatario mejor evaluado del país, sino que se castigó a una mala campaña electoral, los resultados están a la vista y el priismo no se pudo extender seis años más.

Sobre las virtudes de Calzada, ya mucha publicidad oficial las ha replicado hasta la saciedad durante el periodo del informe. Querétaro como ejemplo de bonanza para México, ejemplo de atracción de inversiones, potencia en aeronáutica.

Pero, para mirar la otra cara de la moneda, veamos cuales son las siete fallas que tuvo Calzada a siete semanas de dejar la silla gubernamental del Palacio de la Corregidora.

Red Q y Peña Colorada

El primer error y que evidentemente le granjeó votos en contra es el transporte. Red Q fue un mal chiste. Una modernización que no fue tal.

El pasado martes, universitarios y organizaciones sociales salieron a protestar por el incremento del precio del pasaje, una cuenta que Calzada hereda a Domínguez. Hay descontento por el mal servicio y su alto costo. ¿Hasta dónde llegará el descontento?

Calzada prometió un gobierno sin colores. El resultado fue un gobierno opaco. Un gobierno donde la transparencia no fue la principal virtud. Repetidas veces puso obstáculos contra la entrega de información pública. Su reto más reciente es aceptar que haya testigos sociales en el proceso de entrega-recepción. El silencio ha sido su respuesta.

Peña Colorada es otro pendiente; otro problema para el siguiente gobierno. Una zona protegida que está en riesgo de no serlo más. Ubicada en una zona estratégica deseada por las inmobiliarias queretanas que sólo sueñan con llenar de urbe los espacios vacíos, como dice la canción de Pink Floyd. Falta de planeación urbana. La bucólica tranquilidad de provincia ya no es característica de Querétaro. Con una sobredosis urbana, el caos vial es algo cotidiano. Adiós a los trayectos cortos. La ciudad padece gigantismo. Y crece sin regulación.

Inseguridad

Aunado a lo anterior, viene la inseguridad. El Querétaro donde se dejaba la puerta abierta de la casa y nada pasaba ya no existe más. La percepción del incremento de la violencia se refuerza cada día con las noticias de asaltos y asesinatos. La mayoría de los queretanos tiene una historia que contar sobre inseguridad, ya sea que les haya pasado a ellos o a alguien cercano.

Calzada también se distinguió por sus proyectos inconclusos. Prometer no empobrece. Y prometió muchas cosas que hoy siguen en meros proyectos, en ideas. Quizá algún día aterricen pero por lo pronto, en las siguientes siete semanas será difícil que se concreten. La ciudad de la salud y la universidad de Arkansas son un par de ejemplos de la fastuosa promoción y pocos resultados concretos.

Finalmente, Calzada y su equipo cercano siempre mostraron una falta de pericia política. La reforma electoral, la elección de consejeros electorales, la elección de ombudsman, entre otros, evidenciaron la falta de tacto político. Falla que se extendió hasta las elecciones de 2015. ¿Cómo olvidar esa campaña de Paul Ospital, uno de sus más cercanos, en donde se promocionaba en los glúteos de una edecán a la par que decía que seguía los pasos de Pepe?

Nunca dominaron el arte de la política y lo pagaron en las urnas. Siete semanas les restan en los cuernos de la luna.

Anuncios

Escuchar las voces de la ciudadanía

Meme de Aurora Vizcaíno
Meme de Aurora Vizcaíno

Víctor López Jaramillo

Francisco Domínguez aún no toma posesión como gobernador y ya se le empiezan a acumular los pendientes políticos por resolver de manera inmediata.

El primero de ellos, herencia envenenada de la administración del priista José Calzada Rovirosa: el aumento al costo del transporte público de 6.50 a 850 pesos. El segundo, el reto de la transparencia en la entrega-recepción. El tercero, la designación de su equipo de trabajo.

El equipo de entrega-recepción

Empecemos por éste último punto. La semana pasada, Domínguez Servién anunció a su equipo de transición, el cual está encabezado por Luis Bernardo Nava Guerrero, quien fuera su coordinador de campaña. En un anuncio en el que no hubo sorpresas, comienzan a acomodarse las primeras piezas del próximo gabinete.

Este pareciera ser el punto menos problemático de sus pendientes políticos. Sobre todo porque ha anunciado que no habrá nombres definitivos sino hasta la víspera de asumir la gubernatura.

Piden testigos sociales en la entrega-recepción

Sin embargo, de ese equipo de entrega-recepción comienza a desprenderse un problema que pudiera tener mayores consecuencias y dejar marcado el inicio de su gobierno.

Este lunes se realizó la rueda de prensa para anunciar los trabajo de entrega-recepción entre el equipos saliente y entrante. Jorge López Portillo Tostado representando a José Calzada y Bernardo Nava a Francisco Domínguez.

Así, se marca el inicio de las siete semanas restantes que le quedan a la administración calzadista.

Una de las peticiones que se ha hecho a ambos equipos es que varios ciudadanos puedan ser testigos sociales de esta entrega-recepción. Que sean los ciudadanos que verifiquen que se entrega y que reciben los nuevos funcionarios.

Sin embargo, esta petición que han hecho varios ciudadanos agrupados en torno al grupo de Diálogo Queretano, han encontrado oídos sordos en los gobernantes.

Ni respuesta por parte del equipo de José Calzada ni respuesta por parte del de Francisco Domínguez. Solo el silencio se escucha cuando ciudadanos independientes les piden que rindan cuentas.

Una negativa por parte de Domínguez marcaría que su administración comenzaría por un derrotero de opacidad. Un sendero que ya siguieron la administración de Garrido y Calzada.

¿Por qué los ciudadanos exigen ser testigos sociales? Por que el gobierno es un asunto público, es un asunto de la ciudadanía; no es un arreglo entre dos cúpulas, aunque así lo quieran entender las élites panista y priista.

Seguir pensando de esa manera es no haber entendido el mensaje de las urnas en junio pasado en donde se castigó a un partido pero no se le dio un cheque en blanco a otro.

La protesta contra el aumento del transporte

Finalmente, este martes, universitarios y organizaciones sociales saldrán a protestar contra el aumento al transporte. Aunque en este caso, Domínguez ha declarado estar en contra del aumento y augurar la desaparición del sistema de transporte colectivo RedQ al comenzar su mandato, esto no implica que la presión popular desaparezca.

La ciudadanía no se conforma con declaraciones y buenas intenciones de gobierno. Lo que se necesitan son acciones concretas y por ellos se realizará esta marcha el martes, para exigir una tarifa justa y un sistema de transporte digno para la ciudad de Querétaro de los nuevos tiempos.

Los gobiernos saliente y entrante deben de escuchar las voces de protesta de los diversos sectores, de lo contrario, de nada habrá servido la alternancia.

El último golpe de RedQ

Aumento al pasaje de RedQ, ¿Castigo para los votantes? (Foto: Monica Rivera)
Aumento al pasaje de RedQ, ¿Castigo para los votantes? (Foto: Monica Rivera)

Víctor López Jaramillo

El último golpe de Red Q se ha consumado. Sin el más mínimo estilo ni elegancia, el gobierno del priista José Calzada dice adiós a los ciudadanos. El recuerdo que nos deja es el decreto del aumento del costo del pasaje del transporte público colectivo. De 6.50 a 8.50 pesos, es decir, un 30.7 por ciento más.

A menos de una semana de que, en el Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez, José Calzada dijera que se lleva a los queretanos en el corazón y que siempre los tendrá presentes, deja como legado un transporte público en pésimo servicio y con un nuevo aumento.

Igual que hace seis años, el gobierno del partido derrotado cast Seguir leyendo El último golpe de RedQ

Así pasa la gloria…

Calzada en su último informe. (Fotografía de Gabriela Lorena Roldán)
Calzada en su último informe. (Fotografía de Gabriela Lorena Roldán)

Víctor López Jaramillo

Sic Transit Gloria Mundi es la frase en latín para expresar que todo poder es efímero. Así pasa la gloria en el mundo sería la traducción al español. La frase llegó a utilizarse durante la coronación de papas, para recordarle su paso temporal.

Finalmente, el reloj político ha marcado las horas finales al gobierno de José Eduardo Calzada Rovirosa que en el ocaso de su sexenio rindió su sexto y último informe de gobierno.

Recordemos que en el viejo régimen, el día del informe era el día del gobernador o presidente. Era su día de fiesta. Era su día de gloria. Con la transición y la alternancia democrática los ánimos de grandilocuencia del ego político se aminoraron, sin embargo, las tentaciones festivas siguieron. Y en vez de un informe de gobierno, tuvimos dos. Uno que aparenta una rendición de cuentas ante el poder legislativo y otro que es un baño de pueblo. Seguir leyendo Así pasa la gloria…

Nostalgia del poder

debilitado y con la nostalgia del poder que se pierde poco a poco, Calzada llega a su último informe de gobierno
debilitado y con la nostalgia del poder que se pierde poco a poco, Calzada llega a su último informe de gobierno

Publicado el 21 de julio de 2015

Víctor López Jaramillo

Como parte de la campaña para promocionar el Sexto (y último) Informe de Gobierno, la administración estatal ha comenzado a divulgar un video en donde el gobernador José Calzada Rovirosa dice adiós al gobierno del estado.

Con una música de fondo un tanto melancólica y repleto de lugares comunes políticos, José Calzada explica que quiso ser gobernador “para servir a la gente de Querétaro”.

En el video, el mandatario estatal dice: “¿Cómo agradecer tu apoyo, tu entusiasmo? La sola palabra gracias no alcanza, tú creíste junto conmigo y así, juntos hemos crecido”.

Ilustrado con imágenes emotivas del gobernador y su esposa Sandra Albarrán, con voz en off, José Calzada continúa con su mensaje: “Sé que seguirás trabajando por tu familia, por tu futuro. ¿Y te digo algo? Sandra y yo seguiremos contigo. Nos llevamos tu ejemplo guardado en el corazón”.

Y cierra con la frase: “Gracias por creer”. Es decir, el gobierno como un acto de fe.

Alejado de la grandilocuencia de informes de años anteriores, la campaña promocional de este informe parece estar marcado por la melancolía de dejar el poder.

En declive

José Calzada Rovirosa llega a este último informe en pleno declive político. Perdidos los sueños de continuar su proyecto político a través del derrotado Roberto Loyola Vera, el aún gobernador tiene que probar el amargo sabor del final de su mandato en soledad política.

José Calzada tampoco pudo formar un equipo político sólido y eso se refleja con más intensidad en estos últimos meses de su administración. Su famosa generación dorada, los “Calzada Boys” nunca estuvo a la altura política que demandaba el estado.

Intentando emular la “nueva generación” que su padre Antonio Calzada Urquiza formara cuando fue gobernador en la década de los 70, los “Calzada Boys” son una quimera política. ¿Quién de esos jóvenes sobrevivirá políticamente sin la sombra de su protector?

Si Calzada logró recuperar el gobierno del Querétaro para el PRI, ahora entrega el mando en peores condiciones, entrega al PRI en la derrota más grande de su historia. El poder político se le escapó como agua entre las manos.

Su proyecto más fallido fue su delfín Roberto Loyola Vera. Alguien que había sido eficiente como secretario de gobierno, con un paso en la alcaldía capitalina en donde se intentó colocar su imagen, como candidato nunca conectó con la ciudadanía y nunca supo enfrentar las crisis mediáticas que fueron surgiendo.

Espionaje

En el ocaso de su mandato, José Calzada enfrenta un nuevo escándalo que lo ha puesto en la mira no sólo nacional, sino internacional. El escándalo del Hacking Team. La empresa italiana dedicada a  la seguridad fue hackeada y se divulgaron documentos donde se muestra que el gobierno de Querétaro contrató los servicios de dicha compañía para monitorear actividades de ciudadanos.

Ante esto, la respuesta del gobierno ha sido negar el acontecimiento, aunque en el portal WikiLeaks ya se encuentren los correos electrónicos donde se muestra que hubo un contrato comercial con dicha empresa.

Lo importante de esta filtración es que aunque los ciudadanos sospechábamos del espionaje del Estado (recuerde usted la famosa frase “hay pájaros en el alambre”), estos documentos electrónicos nos dan la prueba de que el gobierno calzadista arrendó dicho equipo cibernético para obtener conversaciones en línea y llamadas telefónicas.

Si el gobierno calzadista se quejaba de que sus enemigos políticos los espiaban, el tiro les salió por la culata y han sido evidenciados que los que intervenían conversaciones eran otros.

Así, debilitado y con la nostalgia del poder que se pierde poco a poco, Calzada llega a su último informe de gobierno.