Archivo de la etiqueta: PAN

¿Debate? ¿Debatín? ¡Debatidillo! Más ocurrencias que ideas

debate

Víctor López Jaramillo

¿Qué nos deja el segundo debate entre candidatos a la presidencia de la República? ¿Seguiremos preguntándonos retóricamente quien ganó? ¿Quién perdió? ¿Quién lo aprovechó más? De entrada el diagnóstico es claro: no fue un debate de ideas sino de ocurrencias.

Aprovechemos que aún siguen vigentes las palabras dichas en el debate del 20 de mayo de 2018 en Tijuana, Baja California, para hacer unas breves reflexiones.

De entrada, en este nuevo encuentro verbal entre los candidatos salieron perlas políticas que serán recordadas por años. Lamentablemente, ninguna de esas perlas es producto de alguna idea o propuesta política que permee en el ánimo político.

En el debate, para citar a Paz cuando discutió en ‘Proceso’ con Monsiváis, no hubo ideas sino ocurrencias.

Y hubo en demasía. Si en la víspera Anaya, de la alianza entre el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, hacía alarde de que aniquilaría en el debate a sus contrincantes con ese video donde sale golpeando una perilla de box en mangas de camisa, el golpeado durante el debate fue él.

Anaya es un hombre muy estudioso, que no deja nada a la improvisación, mide y trata de anticipar a sus rivales. Esa es su fortaleza y debilidad. Eso se ve reflejado en el momento cumbre del debate cuando acecha a López Obrador, candidato de Morena, PT y PES, y se le pone justo enfrente para intimidarlo.

Seguir leyendo ¿Debate? ¿Debatín? ¡Debatidillo! Más ocurrencias que ideas

Anuncios

El general Hidalgo Eddy en su laberinto

ALCOHOLIMETRO 2

 

(Publicado el 5 de abril en El Universal Querétaro)

Víctor López Jaramillo

Con las debidas disculpas hasta el más allá a don Gabriel García Márquez por usar el título de su novela sobre los últimos días del libertador Simón Bolívar, gran personaje de nuestra historia latinoamericana, para enumerar los tropiezos de un personaje local. Sin embargo, no encontré mejores palabras para describir los últimos días que vive el jefe de la policía local: está atrapado en su laberinto.

Así es, el general Rolando Eugenio Hidalgo Eddy, titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) se encuentra entrampado, perdido políticamente y sin dar resultados en materia de seguridad, con frentes internos y externos abiertos y enfrentándose a un desgaste que, de acuerdo a la versión oficial, ya hasta es físico, pues ha sido operado recientemente.

Desde octubre del año pasado, el nombramiento del general Rolando Hidalgo Eddy causó extrañeza en la opinión pública queretana.

Ante el dilema del incremento de los índices de inseguridad en la capital, el alcalde Marcos Aguilar quiso mostrar una carta fuerte con el nombramiento del general, quien venía precedido de una buena fama en Aguascalientes.

Como a todo gobierno entrante, se le dio el beneficio de la duda, pero de inmediato comenzó a causar polémica con la renta de un helicóptero para abatir el crimen en la capital queretana.

De inmediato, el Eddycóptero, como fue apodado, fue tema en todas las tertulias y objeto de burlas y quejas. ¿Con el helicóptero se abatió la inseguridad? No, pero muchos queretanos acostumbrados a la tranquilidad provinciana se alarmaron por ver un artefacto volar sobre sus cabezas a todas horas del día.

Pero no sólo fue el helicóptero, fueron sus choques con la prensa y sus maneras poco políticas de abordar las temáticas locales lo que fue llevándolo poco a poco al laberinto donde hoy se encuentra.

Después vinieron las primeras denuncias de algunos policías sobre explotación laboral. Denunciaban que no tenían horarios de comidas y que estaban trabajando turnos sin descanso. Fue la primera alerta, pero para el alcalde eso pasó desapercibido.

Después vino el incidente del festejo de los policías. Muchos se quejaron de que sólo les dieron sándwiches y refrescos cuando en años anteriores les ofrecían una auténtica comilona.

Finalmente, dos hechos detonaron la actual crisis política que vive el jefe de policía: una foto donde se ve que usa una patrulla para hacer sus compras familiares y una protesta de policías por las pésimas condiciones de trabajo.

La foto pudiera ser anecdótica, como así la quiso hacer parecer el alcalde Marcos Aguilar, si no tuviera algo de fondo. La reacción inmediata de la opinión pública local fue criticar el hecho. No se fijen en banalidades, dijeron desde el Centro Cívico; sin embargo, esa noticia trascendió y se convirtió en tema nacional, con lo que quedaba demostrado que no era algo banal.

Después vino el anuncio de que le pondrían un vocero al general Rolando y el desmentido por parte de éste. Finalmente tuvo que aceptar al vocero. Eso es una muestra más de que los puentes están rotos al interior de la administración en materia de seguridad.

Y la puntilla fue la protesta que elementos de la policía hicieron por sus condiciones laborales. Una protesta que muestra hasta dónde llega el descontento al interior de la policía por el manejo del general Rolando Hidalgo.

Por lo pronto, al estilo de la política priísta más rancia, el panista Marcos Aguilar anunció que el funcionario encargado de la seguridad tiene problemas de salud y será operado.

Eso, en el arcaico lenguaje de la política que creíamos superado, significaba que se preparaba un relevo. ¿En realidad estamos ante un ajuste en el mando policial, el cual comenzó con la designación de un vocero? ¿O en cuanto el general se recupere de sus dolencias, lo cual esperamos sea pronto, retomará el mando?

Por lo pronto, el general Rolando Hidalgo se encuentra en un laberinto al que ha arrastrado a su jefe, el alcalde Marcos Aguilar, el cual tiene más frentes políticos abiertos, como el de las casas de la cultura, tema que tocaremos en otra ocasión.

 

La huelga de los 19 días (y sus 500 noches)

cb679dccf395f231337aadde0b8e21b7
Laura Leyva, líder del STEUAQ, al momento de retirar las banderas de huelga de la UAQ. Foto: Marissa Sánchez

Víctor López Jaramillo

Tras una prolongada huelga que duró 19 días (que se sintieron como si fueran 500 noches, agregaría parafraseando a Joaquín Sabina), ésta llegó abruptamente a su fin el pasado miércoles cuando tras un fallo de la Junta de Conciliación y Arbitraje (JLCA) en donde imputa la responsabilidad de la huelga al patrón, es decir, la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), lo cual obliga a conceder todos los puntos del pliego petitorio del Sindicato de Trabajadores y Empleados (STEUAQ).

Fue el punto culminante de una semana de confrontación política donde, el lunes 21, universitarios salieron a la Plaza de Armas a exigirle al gobernador que sacara las manos del conflicto que vivía la universidad y le exigían diálogo público; al día siguiente, se haría público el laudo de la JLCA y el miércoles el STEUAQ retiraba las banderas de huelga y entregaba la instalaciones universitarias.

Sin embargo, el propio rector de la UAQ, Gilberto Herrera Ruiz, manifestó que cumplir con el pliego petitorio significaría dejar a la universidad en una inviabilidad financiera, toda vez que no se cuentan con los recursos y que, por ello, se ampararían ante la justicia federal.

Es decir, el conflicto había comenzado una escalada a otro nivel, una pelea que se daría en los tribunales y que sería larga y desgastante para todas las partes involucradas.

La petición de diálogo encontró eco el jueves y finalmente se encontraron el gobernador Francisco Domínguez y el rector Gilberto Herrera.

Ahora, tras la pausa de las fiestas religiosas, este lunes 28 la UAQ y el sindicato de trabajadores llegaron a un acuerdo finalmente, el cual fue firmado en el Palacio de la Corregidora donde el propio gobernador fungió como testigo.

¿Es este el fin del conflicto o es sólo un impasse? Hasta el cierre de edición en que se entregó este artículo, aún no se hacían públicos cuáles eran los puntos finales que ponían fin a esta huelga de 19 días, pero todo parece indicar que todas las partes tuvieron que ceder, en términos deportivos diríamos que es un empate; cabe recordar que en política un empate sabe a gloria comparada con una derrota.

Así, la universidad se prepara para intentar recuperar el tiempo perdido, donde el mes de marzo quedará marcado como el mes de la guerra universitaria. Y digo guerra porque los simpatizantes de todos los bandos se enfrentaron verbalmente tanto en redes sociales como en tertulias personales.

Llega abril, un mes donde nos corresponde convertirlo en el mes de la concordia y construir acuerdos para fortalecer a nuestra universidad.

Muchas cosas se avizoran en el horizonte de la universidad, entre ellas, una adelantada sucesión, porque pese a que aún restan casi dos años a la actual administración universitaria, algunos suspirantes jugando al futurismo ya comienzan a mover sus piezas pensando en las próximas elecciones internas.

Antes de pensar en sucesiones, los universitarios tenemos que hacer un análisis crítico de los recientes acontecimientos y con ello fortalecer a nuestra alma mater.

PD. Horas después de enviado este artículo para su publicación en el Universal Querétaro, la UAQ dio a conocer los términos del acuerdo. Transcribo el comunicado enviado por las autoridades universitarias.

Comunicado

La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) informa que, con base en sus principios de transparencia, austeridad, rendición de cuentas y cuidado siempre a la viabilidad financiera de la Institución, las autoridades universitarias firmaron un convenio con el Sindicato de Trabajadores y Empleados (STEUAQ).

El acto protocolario se llevó a cabo en Palacio de Gobierno, con la presencia del gobernador Francisco Domínguez Servién.

 El rector Dr. Gilberto Herrera Ruiz expresó que de este proceso sale fortalecida la Máxima Casa de Estudios de la entidad por lo cual, dijo, todos debemos continuar trabajando para que nuestra Institución siga siendo orgullo de la sociedad. 

Por su parte, el Gobernador destacó la disposición de la UAQ para llegar a acuerdos y recalcó el entendimiento de la secretaria general del STEUAQ.

 En este acuerdo, la Universidad sostuvo parte de la propuesta que planteó a los trabajadores desde antes del estallamiento de la huelga: incremento de 3.15 por ciento directo al salario y 1.1 por ciento en prestaciones no ligadas al salario, aumentos que serán retroactivos al 1 de enero de este año; otorgamiento de 35 bases en el segundo semestre de 2016 y una bolsa de un millón 300 mil pesos que se repartirá entre todo el personal sindicalizado, por partes iguales.

 Respecto a la revisión contractual se acordó:

·      Las convocatorias de nuevo ingreso para laborar en la Universidad serán abiertas para la sociedad en general.

·      La selección de los proveedores de los uniformes ya no se hará de manera discrecional por parte de la dirigencia sindical, sino de acuerdo a la Ley de Adquisiciones, Enajenaciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios del Estado de Querétaro. De igual manera sucederá en el caso de los proveedores para el aniversario del Sindicato.

·      Se conforma una comisión paritaria para el otorgamiento de bases y otra para la asignación de promociones. En el proceso podrán participar todos los sindicalizados eventuales y de base, respectivamente, que reúnan los requisitos de la convocatoria. Se tomarán en cuenta los cursos impartidos por el STEUAQ, para lo cual se informará a la Universidad previamente y se deberán entregar las listas de asistencia cuando concluyan.

De los miembros de las comisiones por parte del sindicato, dos serán nombrados por la Asamblea y uno será integrante del Comité Ejecutivo, quienes no deberán tener reportes en los últimos cinco años.

·      El STEUAQ propondrá una lista de suplentes y eventuales para cubrir los espacios pendientes, con base en perfiles, aptitudes, conocimientos y necesidades de la Institución. Cuando no se cumpla con esto, la Universidad dará por escrito las razones.

·      Se cubrirán los espacios faltantes en el Sindicato previstos en el Contrato Colectivo. El STEUAQ podrá proponer al personal de acuerdo al perfil, aptitudes, conocimiento y necesidades del puesto.

·      Los trabajadores eventuales a los que no se les renovó su contrato en diciembre, serán recontratados a partir de los 15 días hábiles siguientes a que se reanuden las labores y a partir de esa fecha se les hará su pago.

·      Los eventuales a los que se les venció su contrato el 29 de febrero, se les renovará a partir del 4 de abril, sin salarios caídos.

·      Se pagarán los gastos de huelga por la misma cantidad del emplazamiento de enero de 2015.

·      A partir del 15 de abril se retomarán los descuentos vía nómina solamente de las cuotas ordinarias, no de sanciones sindicales.

·      Se pagará el 100 por ciento de salarios caídos al personal  sindicalizado de base.

Con estos acuerdos, el Rector de la Máxima Casa de Estudios reiteró el llamado a todos los integrantes de la comunidad universitaria a seguir trabajando en beneficio de los estudiantes y a continuar fortaleciendo a la Institución.

¿Fin del caso? #Yosheline

1919510_446403502223232_1563962773973125988_n

Víctor López Jaramillo
(Publicado el 23 de febrero de 2016)
Finalmente, tras dos meses de que Yosheline Arenas Heredia había sido reportada como desaparecida, se informó que sus restos fueron localizados desde hacía un mes, pero no se había confirmado su identidad.

Así, culmina una historia que de no ser por la presión de la opinión pública, probablemente hubiera pasado al olvido, como algunas otras historias de desapariciones no sólo en el estado sino en el país.

Se rompe el silencio

Hace un mes, el 18 de enero, se reportó el hallazgo de unos restos humanos; sin embargo, las autoridades no informaron de quién eran.

El silencio se rompió este viernes 19 de febrero por la tarde, cuando finalmente la Procuraduría General de Justicia (PGJ) informó que los restos encontrados hace un mes son de Yosheline, la joven de 19 años.

Durante la conferencia de prensa, estuvo presente Jorge Sánchez, abogado de la familia, de quien dijeron las autoridades que todo momento había estado colaborando.

A la par, se informó que ya tenían bajo detención al presunto culpable y en ese momento se realizaban cateos en un domicilio.

Como mencionamos hace cuatro semanas, este caso podría marcar el sendero del panista Francisco Domínguez Servién en materia no sólo de procuración de justicia e impunidad, sino también en el aspecto de alerta de género.

La historia comienza, de acuerdo con la PGJ, el 12 de diciembre cuando iniciaron la averiguación previa por la desaparición de Yosheline; sin embargo, recordemos que durante esos días de diciembre, hubo señalamientos por parte de los familiares en el sentido de que había negligencia en las acciones de las autoridades.

El caso tomó un giro en el ya mencionado 18 de enero, con el hallazgo de un cadáver y la especulación sobre si era o no la joven desaparecida.

Dos días después, se presentó ante la opinión pública un video, obtenido por los familiares, donde se ve a Yosheline subirse a un vehículo.

Este hecho fue retomado durante la conferencia de prensa y las autoridades fueron muy enfáticas en destacar que Yoshelineabordó de forma voluntaria un vehículo de color gris”.

Llama la atención el hecho de que reiteren que se fue de forma voluntaria. Es claro el intento de culpar a la víctima, de revictimizarla.

Amenazan a activistas

Ya se resolvió el caso pero aún falta mucho por trabajar en el aspecto de la alerta de género. Se ha hecho el llamado para que sea tomado en serio por las autoridades y tomen en cuenta las recomendaciones de organizaciones sociales que trabajan el tema.

De manera paralela, es preocupante el hecho de que activistas que se dedican a investigar el tema de las desapariciones hayan recibido amenazas.

Hace un año, Aleida Quintana denunció que recibió amenazas. La semana anterior, nuevamente ha denunciado que recibió amenazas.

Las autoridades deberán estar atentas a este hecho que forma parte de un gran entramado sobre un problema que afecta a Querétaro: las desapariciones y la impunidad.

Y la seguridad sigue siendo el tema

20ed30ef-58b3-4552-94cc-0b628409ed4f

Víctor López Jaramillo

La seguridad sigue siendo el tema. La nota roja sigue primando sobre la política. Una nota roja que pone en evidencia un problema social. Son recurrentes los enfrentamientos en Santa Rosa Jáuregui, conflictos entre pandillas, asaltos a plena luz del día, robos a casa habitación. Todo eso se integra a nuestra cotidianeidad.

Y no es una exageración periodística, como lo quieren hacer ver algunos actores. El propio Plan de Desarrollo Municipal, presentado por el alcalde Marcos Aguilar Vega, así lo reconoce.

En su apartado sobre el tema, dice que de acuerdo con datos de El Observatorio Ciudadano de Seguridad del Municipio de Querétaro, durante 2014 la tasa de incidencia delictiva alcanzó 20.5 por cada 100 mil habitantes.

El documento dice que, de acuerdo con el estudio Delitos Primero, hecho por el Centro de Investigación para el Desarrollo (Cidac), en 2014 los delitos que se incrementaron en la capital son los robos a vehículos, a casa habitación y a negocios, así como el secuestro.

También se cita que, con base en la Procuraduría General de Justicia de Querétaro, “la incidencia delictiva más alta se sitúa en demarcaciones del centro y en las colonias Casa Blanca, Patria Nueva, Fraccionamiento Carolina, Villas de Guadalupe, Frida Kahlo y Las Plazas, entre las principales”.

Y añade, “las lesiones, tipificadas como actos que han causado daño en la salud a otra persona de manera intencional, registraron una baja incidencia, y las zonas de alta incidencia se ubican en el norponiente de la ciudad, en las colonias sobre el camino a Mompaní, Villas de Guadalupe y San Miguel Carrillo; y en el sur, en Vista Alegre Maxei, Lázaro Cárdenas, Comerciantes y la Presidentes”.

La propuesta para combatirlo es, de acuerdo con su Plan de Desarrollo, “disminuir la incidencia delictiva y las zonas de riesgo en favor de quienes habitan el municipio de Querétaro, a través de la atención oportuna y un enfoque preventivo”.

Para ello, se incrementará a mil 500 el número de efectivos capacitados y equipados, y mejorar la percepción ciudadana en seguridad en 5%, de acuerdo al índice de percepción sobre la seguridad por colonia y/o localidad”.

Evidentemente, con cambiar el color del gobierno no iba a cambiar de un día para otro la situación de la seguridad. Sin embargo, es preocupante la actitud por parte de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal ante el incremento.

Su titular, Rolando Eugenio Hidalgo, comenzó la gestión de una manera que mostraba apertura, hasta incluso dio un número telefónico para que le llamaran para denunciar delitos.

Rolando Hidalgo, quien había desempeñado el cargo de secretario de Seguridad estatal en Aguascalientes, ha tenido sus primeros encontronazos políticos.

Primero, al contradecir al gobierno estatal de que ahí no opera el crimen organizado y después, cuando el propio gobernador Domínguez, en declaraciones radiofónicas, dijo que el general encargado de la seguridad municipal aún no conocía Querétaro y que no asistía a las reuniones de seguridad.

Quien asume un cargo público se somete al escrutinio de la opinión pública y debe tener un tacto diplomático para abordar los temas de su competencia.

Este fin de semana, una patrulla que se dirigía a atender un reporte atropelló a un peatón. Una de las explicaciones que dio la policía fue que todo se había generado por atender una llamada de broma. Ese intento de distraer la falla de los elementos policíacos, desviando el tema a las llamadas de broma, las cuales son un delito en sí, de inmediato generó reacciones en la opinión pública.

El tema es y seguirá siendo la seguridad pues, además, fue una de las principales promesas de campaña.