Archivo de la etiqueta: Querétaro

Mis memorias del Mundial México 86: Estadio Corregidora, cuando la Coca-Cola supo a cloro

coca-cola-vaso-del-mundial-mexico-86-italia-campeon-963701-MLM20382252654_082015-F
Foto tomada de mercadolibre.com.mx

Víctor López Jaramillo

No recordamos el pasado como fue sino como somos. Así, cada instante vivido vuelve a ser reconstruido. Le pedimos testimonio y lo llamamos a declarar ante el juez Cronos. Todos somos actores secundarios en el gran Teatro de la Memoria, como lo llamó Leonardo Sciascia.

¿Qué actor somos de nuestro pasado? ¿Como recordaremos el futuro? ¿Cómo viviremos nuestro pasado? Ante tanta incertidumbre , tendré que recurrir al apotegma Garciamarquiano: no es como vivimos la vida, sino como la recordamos para contarla.

¿Qué recuerdo del Mundial México 86? ¿Cómo lo viví? ¿Qué les puedo contar? ¿Qué recuerdos a mis tiernos once años guardé de ese Mundial?

De lo destacable es que, como muchos queretanos, estuve en el primer partido del Mundial en el Estadio Corregidora, un Alemania Occidental (¡Entonces era un mundo donde había dos Alemanias!) en contra de la República Oriental del Uruguay, que terminó empatado a un gol y que recuerdo como terriblemente aburrido.

Mientras dibujo mi recuerdo, empiezo a excavar en mis archivos del pasado.

Una vez dijo Mick Jagger que él no era archivista de su vida y lamentablemente yo tampoco, pues muchos de esos archivos se han perdido en la humedad del olvido.

Así, al estilo David Carr que reporteó que había sido de su vida durante sus años perdidos en sus excesos, decido reportear mi memoria, contrastar mis recuerdos, buscar testimonios cercanos y documentos que me reconstruyan ese 4 de junio de 1986 en el Estadio Corregidora. Contrastar mi frágil memoria con lo que fue.

El primer documento es un boleto del partido que tengo en mi álbum de fotografías. El logotipo del mundo unido por un balón en el extremo izquierdo mientras que al centro dice “Estadio La Corregidora, Querétaro, Qro. Junio 4-12:00. 1a Fase/Juego 1.” Es el primer paso. Es el equivalente al hueso del que los paleontólogos reconstruyen un tiranosaurio rex completo.

Entonces cursaba el sexto año de Primaria en la escuela Miguel Hidalgo en San José Iturbide, Gto. Un día antes del primer juego en el Estadio Corregidora la selección mexicana había debutado en el Azteca en contra de Bélgica.

Iba en el turno vespertino, por lo que el partido de México se cruzaría con las clases que, aunque usted no lo crea, no se suspendieron ni nos pusieron una televisión para ver el partido. Quizá entonces el futbol no tenía tanta importancia como ahora o en ese rincón de Guanajuato no era lo más importante.

Eso sí, entre profesores se iban pasando los detalles más importantes del encuentro. Así que antes de terminar la primera hora de clase, ya sabíamos que México había ganado su primer partido. Por la noche, vería los goles de Quirarte y Hugo Sánchez en el resumen por televisión.

s-l300
Foto tomada de ebay.com

“Un juego de ajedrez viviente”

Llegó el gran día. Ir al templo pagano del Estadio Corregidora a ver un duelo mundialista (Y faltar a clases). A mi padre le habían obsequiado pases en la compañía trasnacional para la que trabajaba -esa que los marxistas se desgañitan gritando que son las aguas negras del imperialismo, frase que siempre me ha causado risa y que me acaba de generar una sonrisa mientras escribo esto.

Asistimos toda la familia. Mi madre nos alistó desde temprano porque mi padre pertenece a esta tribu que adora llegar con horas de anticipación al estadio. Sin embargo, recuerdo que llegamos tarde, como suele suceder muchas cosas en mi vida.

Apenas nos sentábamos en las gradas tras la portería norte en un lugar que, como dijo don Napoleón, amigo cercano de mi papá, íbamos a ver el juego de maravilla, “como si fuera un juego de ajedrez viviente”, cuando cayó el gol uruguayo.

Hasta el otro extremo de la cancha, un jugador de celeste le ganaba la pelota a uno de verde y la pateaba para incrustarla en el arco alemán. Uruguay uno, Alemania cero.

– ¿Seguro que estábamos detrás de la portería norte?, me pregunta mi padre cuando platico con él vía telefónica para intentar reconstruir ese juego.

– Sí, aquí dice claramente en el boleto del Mundial. Al menos mi asiento era el 02-19-01764. ¿Qué mas recuerdas del juego?, le vuelvo a preguntar.

– Fue un juego muy aburrido. Un empate. Era el primer juego. Estuvo mejor el de Dinamarca, al que fuimos después…

– A ese ya no me llevaste.

– ¿No? ¿En serio que no?

Un juego “tácticamente interesante”

Tengo que recurrir a la hemeroteca para recordar los detalles del juego. El Diario de Querétaro calificó al juego como un duelo de poder a poder en donde las escuelas charrúa y alemanabrillaron en todo su esplendor”, de acuerdo con la nota del reportero Gonzalo Vargas.

Busco en YouTube y el gol uruguayo lo hizo Alzamendi, quien aprovechó un mal pase retrasado de Lothar Mathäuss y fusiló al arquero.

En mis recuerdos no vi un juego de ajedrez, mas bien uno de damas chinas en donde las fichas verdes (Alemania) chocaban con las fichas celestes (Uruguay).

Un juego trabado, donde cada equipo trató imponerse a través de la fortaleza física y no por el talento, que a cuentagotas soltaba el uruguayo Francescoli. Pocas jugadas de fantasía que hacen que un niño se enamore del futbol, sólo un juego “tácticamente interesante”, ese eufemismo que se usa para decir que un partido es aburrido.

Coca-cola y cloro

Tras el gol charrúa y la defensa a ultranza, comenzó el sopor. Buscar distraerse de otra cosa en el estadio. Pasó el vendedor de palomitas y compramos palomitas. Fiel a mi costumbre, me llene de salsa mientras me las comía, en tanto, en la cancha del Corregidora alemanes y uruguayos se pateaban mutuamente.

Después vino lo memorable del partido. Y no pasó en la cancha. Sucedió en las gradas, bueno, no en todas las gradas, sino en la zona donde estábamos.

Las palomitas nos dieron sed y para aplacarla, nada como las deliciosas aguas negras del imperialismo (insisto, me causa mucha gracia esa frase y más con la rabia que la dicen algunos).

Pedimos una Coca-Cola, dos Coca-Colas. Apenas nos las sirvieron, mi hermana le dio un trago y de inmediato lo escupió. Volteó enojada a ver a mi padre y dijo: “esto no es refresco”. Mi padre que intentaba poner atención al soporífero partido, le dijo que no dijera nada. Probé y, en efecto, eso sabía a rayos. Era imposible de beberlo. Muchos en las gradas se empezaron a quejar del sabor de la Coca-Cola.

¿Que fue lo que pasó? Pues que en el primer juego, la compañía refresquera quiso innovar y meter repartidores con un tanquecito de refresco en la espalda. Al parecer, el agua no estaba bien purificada, tenía cloro y, por tanto, la Coca-Cola sabía feo. Para el segundo tiempo cambiaron, dejaron los tanquecitos y daban Coca-Colas queretanas de vidrio en vaso de plástico y problema solucionado.

Ya con el sabor correcto mas la combinación con las palomitas enchiladas, hicieron más llevadero el juego.

¿Y el resultado? Ah sí, la defensa charrúa no soportó el embate teutón y casi al final del partido, Alemania empató con gol de Klaus.

Ese 4 de junio en mi memoria está archivado un juego aburrido entre Alemania Occidental y Uruguay y que en las gradas nos vendieron refresco con sabor a cloro.

De ese Mundial en Querétaro, también recuerdo el partido España- Dinamarca pero no tanto por haber asistido, sino porque gracias a él, me libré de una estricta educación religiosa para poder ser un pagano entregado a la religión del futbol y otras malas artes, pero esa es otra historia.

Anuncios

De Milán a San Juan…

Víctor López Jaramillo

Mientras en Milán, Italia, el gobernador Francisco Domínguez disfrutaba de un intenso partido de futbol del torneo mas prestigiado a nivel de clubes; en San Juan del Río, municipio del estado que gobierna, comenzaba una tromba que dejaría afectaciones en más de 400 viviendas, autos arrastrados por la lluvia, drenes desbordados, comercios perjudicados y más daños que aun no terminan de ser calculados.

El sábado por la tarde, cuando en las redes sociales se filtraron las fotos y videos del gobernador Domínguez enfundado en una camiseta del Real Madrid y entonando el ya tradicional cántico de Queen “We are the Champions”, muchas preguntas empezaron a surgir y, una vez más, la sombra de la duda sobre el actuar político del gobernador surgió.

Apenas el primero de mayo, el gobernador huyó ante las protestas de profesores que están en contra de la reforma educativa. Entonces se cuestionó la falta de lectura política del gobernador y de su equipo político. Emprender la huida y la posterior crítica debió dejarle una amarga lección al gobernador, una lección que evidentemente no aprendieron.

Al ver las fotografías del gobernador en el Estadio de San Siro, surgen varias preguntas. ¿Hizo ese viaje con dinero público? ¿Notificó al poder legislativo de su ausencia del país, tal como lo marca el artículo 21 párrafo I de la Constitución del Estado de Querétaro?

Ya el diputado panista Eric Salas declaró en medios que el gobernadoravisó de su ausencia, aunque no mostró documento oficial alguno que avale ese dicho. Y concediendo que el viaje no se pagó con recursos públicos, quedan más pendientes políticos que no se justifican con el argumento que el viaje era por una promesa familiar.

Si bien es cierto que el gobernador puede viajar y vacacionar como cualquier ciudadano, también se debe de reconocer que en México existe un malestar social justificado en el pésimo desempeño de los gobernantes.

Un “mal humor” social, como lo llamó el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y del que culpó a las redes sociales. Pero como dice la doctora Martagloria Morales Garza en su colaboración en Tribuna de Querétaro: no es un mal humor, es un “profundo malestar social, que no es lo mismo (…) No es mal humor, estamos en desacuerdo con el gobierno”, concluye la investigadora de la UAQ.

Y ese es el punto que debería entender la clase política queretana. Hay insatisfacción con el gobierno, no solo federal sino municipal y estatal. Paros de policías, del servicio de limpia, protestas de la UAQ, de educadores, que son un termómetro que indica que la sociedad no está contenta con el desempeño de los gobiernos panistas, quienes por cierto, la semana pasada se anotaron otro strike con la designación fast track del titular de la nueva fiscalía.

Entonces, ver que el gobernador haya viajado a Europa, que se haya ausentado una semana, tal como lo reporta el diario Reforma, en donde estuvo en Madrid y en Milán, alimenta el descontento de la sociedad queretana que ve como su gobernador se va de vacaciones cuando en el estado se tiene el peor transporte del país, según Inegi, y el segundo municipio en importancia del estado sufre la peor inundación en décadas.

Y si a esto le agregamos que el alcalde de la capital andaba también en Europa con la justificante de promover a Querétaro, pues la inconformidad aumenta.

Dice un popular adagio de Confucio:

“cuando un país está en orden, es una vergüenza ser pobre y vulgar; cuando un país está en caos, es una vergüenza ser rico y mandar”.

Y no, Francisco Domínguez no cometió ninguna falta a la ley con su viaje a Europa, pero mostró una terrible falta de sensibilidad política. Hasta el momento, ni un tweet ni comentario de su parte ante la inundación en San Juan del Río. Sólo fotos festejando la decimoprimera Champions League del Real Madrid.

Para cuando su avión aterrice en México, la tormenta habrá pasado en San Juan del Río, pero los nubarrones políticos allí seguirán.

El general Hidalgo Eddy en su laberinto

ALCOHOLIMETRO 2

 

(Publicado el 5 de abril en El Universal Querétaro)

Víctor López Jaramillo

Con las debidas disculpas hasta el más allá a don Gabriel García Márquez por usar el título de su novela sobre los últimos días del libertador Simón Bolívar, gran personaje de nuestra historia latinoamericana, para enumerar los tropiezos de un personaje local. Sin embargo, no encontré mejores palabras para describir los últimos días que vive el jefe de la policía local: está atrapado en su laberinto.

Así es, el general Rolando Eugenio Hidalgo Eddy, titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) se encuentra entrampado, perdido políticamente y sin dar resultados en materia de seguridad, con frentes internos y externos abiertos y enfrentándose a un desgaste que, de acuerdo a la versión oficial, ya hasta es físico, pues ha sido operado recientemente.

Desde octubre del año pasado, el nombramiento del general Rolando Hidalgo Eddy causó extrañeza en la opinión pública queretana.

Ante el dilema del incremento de los índices de inseguridad en la capital, el alcalde Marcos Aguilar quiso mostrar una carta fuerte con el nombramiento del general, quien venía precedido de una buena fama en Aguascalientes.

Como a todo gobierno entrante, se le dio el beneficio de la duda, pero de inmediato comenzó a causar polémica con la renta de un helicóptero para abatir el crimen en la capital queretana.

De inmediato, el Eddycóptero, como fue apodado, fue tema en todas las tertulias y objeto de burlas y quejas. ¿Con el helicóptero se abatió la inseguridad? No, pero muchos queretanos acostumbrados a la tranquilidad provinciana se alarmaron por ver un artefacto volar sobre sus cabezas a todas horas del día.

Pero no sólo fue el helicóptero, fueron sus choques con la prensa y sus maneras poco políticas de abordar las temáticas locales lo que fue llevándolo poco a poco al laberinto donde hoy se encuentra.

Después vinieron las primeras denuncias de algunos policías sobre explotación laboral. Denunciaban que no tenían horarios de comidas y que estaban trabajando turnos sin descanso. Fue la primera alerta, pero para el alcalde eso pasó desapercibido.

Después vino el incidente del festejo de los policías. Muchos se quejaron de que sólo les dieron sándwiches y refrescos cuando en años anteriores les ofrecían una auténtica comilona.

Finalmente, dos hechos detonaron la actual crisis política que vive el jefe de policía: una foto donde se ve que usa una patrulla para hacer sus compras familiares y una protesta de policías por las pésimas condiciones de trabajo.

La foto pudiera ser anecdótica, como así la quiso hacer parecer el alcalde Marcos Aguilar, si no tuviera algo de fondo. La reacción inmediata de la opinión pública local fue criticar el hecho. No se fijen en banalidades, dijeron desde el Centro Cívico; sin embargo, esa noticia trascendió y se convirtió en tema nacional, con lo que quedaba demostrado que no era algo banal.

Después vino el anuncio de que le pondrían un vocero al general Rolando y el desmentido por parte de éste. Finalmente tuvo que aceptar al vocero. Eso es una muestra más de que los puentes están rotos al interior de la administración en materia de seguridad.

Y la puntilla fue la protesta que elementos de la policía hicieron por sus condiciones laborales. Una protesta que muestra hasta dónde llega el descontento al interior de la policía por el manejo del general Rolando Hidalgo.

Por lo pronto, al estilo de la política priísta más rancia, el panista Marcos Aguilar anunció que el funcionario encargado de la seguridad tiene problemas de salud y será operado.

Eso, en el arcaico lenguaje de la política que creíamos superado, significaba que se preparaba un relevo. ¿En realidad estamos ante un ajuste en el mando policial, el cual comenzó con la designación de un vocero? ¿O en cuanto el general se recupere de sus dolencias, lo cual esperamos sea pronto, retomará el mando?

Por lo pronto, el general Rolando Hidalgo se encuentra en un laberinto al que ha arrastrado a su jefe, el alcalde Marcos Aguilar, el cual tiene más frentes políticos abiertos, como el de las casas de la cultura, tema que tocaremos en otra ocasión.

 

El dogma de las concesiones #Basura #Querétaro

IMG_7514
Foto: Marissa Sánchez

(Publicado en El Universal Querétaro el 16 de febrero de 2016)

Víctor López Jaramillo

Uno de los pilares de la lógica neoliberal, implementada en nuestro país desde el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988) es, explicada a grandes rasgos, que el mercado es la solución a todo, que si algo falla en el modelo económico es porque el Estado interviene y afecta el desarrollo.

Y desde la consolidación del modelo con Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), la lógica de quienes toman las decisiones apunta a que privatizar paraestatales o servicios, lógicamente mejorará la calidad de dicho producto.

Y dado que en los últimos 30 años no hay diferencia entre la lógica económica entre Acción Nacional y el Partido Revolucionario Institucional, no sorprende que los blanquiazules sigan con la bandera privatizadora.

Sólo así podemos entender la decisión del cabildo con mayoría panista y apoyado pasivamente por la minoría priísta de concesionar (un eufemismo de la palabra privatización) el servicio de recolección de basura. Sólo la regidora del Movimiento Regeneración Nacional se opuso.

Y llama la atención que decidan concesionar a particulares el servicio de limpieza de la ciudad porque precisamente ese rubro ha sido galardonado por organismos internacionales.

En efecto, en 2012 y 2014, el servicio de limpieza del municipio de Querétaro fue reconocido con el premio de la Escoba de Platino por su buen funcionamiento.

Y digo que llama la atención que quieran privatizar un servicio que funciona bien, porque el principal argumento usado por gobiernos neoliberales era que los servicios no eran buenos, por estar prestados por el Estado, y por ello habría que dejar que la mano invisible del libre mercado corrigiera su mal funcionamiento.

Por eso es inexplicable que el gobierno encabezado por Marcos Aguilar pretenda concesionar el servicio de limpia. Su argumento principal es que en unos años el servicio será incosteable para el municipio y que una tercera parte de los vehículos tienen más de diez años de servicio.

La pregunta pertinente es si la concesión de servicios y privatización de paraestatales realmente ha funcionado en este país. ¿El que empresas privadas sean las encargadas de recolectar la basura en realidad le saldrá más barato al municipio? ¿El ciudadano no tendrá que pagar un costo extra para que se lleven la basura de las calles?

Por lo pronto, hechos recientes demuestran que el concesionar los servicios en realidad no garantiza su mejor funcionamiento. Y para ello, está el transporte público de la Zona Metropolitana de Querétaro, que por cierto ha sido uno de los temas discursivos de batalla del hoy alcalde Aguilar.

Una de las principales fallas del servicio de transporte es que está precisamente concesionado y se ha convertido en un pulpo oligopólico que el gobierno no puede controlar. Ni prestan un mejor servicio ni resulta más barato. Bajo esa experiencia local, habrá que preguntarnos por qué habría de ser diferente la concesión del servicio de recolección de basura.

Además, está el tema de los derechos de los trabajadores. Hasta el momento dicen que sus derechos no se verán afectados, pero una cosa es el discurso gubernamental y otra la realidad.

La respuesta la podremos encontrar hasta que conozcamos al ganador o ganadores de la licitación del servicio de limpia.

Y, como dice un clásico de la investigación periodística, habrá que seguir la ruta del dinero para saber a quién o quiénes pretende beneficiar el alcalde y el cabildo y así saber a quiénes están pagando favores de campaña.

La huelga de los 19 días (y sus 500 noches)

cb679dccf395f231337aadde0b8e21b7
Laura Leyva, líder del STEUAQ, al momento de retirar las banderas de huelga de la UAQ. Foto: Marissa Sánchez

Víctor López Jaramillo

Tras una prolongada huelga que duró 19 días (que se sintieron como si fueran 500 noches, agregaría parafraseando a Joaquín Sabina), ésta llegó abruptamente a su fin el pasado miércoles cuando tras un fallo de la Junta de Conciliación y Arbitraje (JLCA) en donde imputa la responsabilidad de la huelga al patrón, es decir, la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), lo cual obliga a conceder todos los puntos del pliego petitorio del Sindicato de Trabajadores y Empleados (STEUAQ).

Fue el punto culminante de una semana de confrontación política donde, el lunes 21, universitarios salieron a la Plaza de Armas a exigirle al gobernador que sacara las manos del conflicto que vivía la universidad y le exigían diálogo público; al día siguiente, se haría público el laudo de la JLCA y el miércoles el STEUAQ retiraba las banderas de huelga y entregaba la instalaciones universitarias.

Sin embargo, el propio rector de la UAQ, Gilberto Herrera Ruiz, manifestó que cumplir con el pliego petitorio significaría dejar a la universidad en una inviabilidad financiera, toda vez que no se cuentan con los recursos y que, por ello, se ampararían ante la justicia federal.

Es decir, el conflicto había comenzado una escalada a otro nivel, una pelea que se daría en los tribunales y que sería larga y desgastante para todas las partes involucradas.

La petición de diálogo encontró eco el jueves y finalmente se encontraron el gobernador Francisco Domínguez y el rector Gilberto Herrera.

Ahora, tras la pausa de las fiestas religiosas, este lunes 28 la UAQ y el sindicato de trabajadores llegaron a un acuerdo finalmente, el cual fue firmado en el Palacio de la Corregidora donde el propio gobernador fungió como testigo.

¿Es este el fin del conflicto o es sólo un impasse? Hasta el cierre de edición en que se entregó este artículo, aún no se hacían públicos cuáles eran los puntos finales que ponían fin a esta huelga de 19 días, pero todo parece indicar que todas las partes tuvieron que ceder, en términos deportivos diríamos que es un empate; cabe recordar que en política un empate sabe a gloria comparada con una derrota.

Así, la universidad se prepara para intentar recuperar el tiempo perdido, donde el mes de marzo quedará marcado como el mes de la guerra universitaria. Y digo guerra porque los simpatizantes de todos los bandos se enfrentaron verbalmente tanto en redes sociales como en tertulias personales.

Llega abril, un mes donde nos corresponde convertirlo en el mes de la concordia y construir acuerdos para fortalecer a nuestra universidad.

Muchas cosas se avizoran en el horizonte de la universidad, entre ellas, una adelantada sucesión, porque pese a que aún restan casi dos años a la actual administración universitaria, algunos suspirantes jugando al futurismo ya comienzan a mover sus piezas pensando en las próximas elecciones internas.

Antes de pensar en sucesiones, los universitarios tenemos que hacer un análisis crítico de los recientes acontecimientos y con ello fortalecer a nuestra alma mater.

PD. Horas después de enviado este artículo para su publicación en el Universal Querétaro, la UAQ dio a conocer los términos del acuerdo. Transcribo el comunicado enviado por las autoridades universitarias.

Comunicado

La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) informa que, con base en sus principios de transparencia, austeridad, rendición de cuentas y cuidado siempre a la viabilidad financiera de la Institución, las autoridades universitarias firmaron un convenio con el Sindicato de Trabajadores y Empleados (STEUAQ).

El acto protocolario se llevó a cabo en Palacio de Gobierno, con la presencia del gobernador Francisco Domínguez Servién.

 El rector Dr. Gilberto Herrera Ruiz expresó que de este proceso sale fortalecida la Máxima Casa de Estudios de la entidad por lo cual, dijo, todos debemos continuar trabajando para que nuestra Institución siga siendo orgullo de la sociedad. 

Por su parte, el Gobernador destacó la disposición de la UAQ para llegar a acuerdos y recalcó el entendimiento de la secretaria general del STEUAQ.

 En este acuerdo, la Universidad sostuvo parte de la propuesta que planteó a los trabajadores desde antes del estallamiento de la huelga: incremento de 3.15 por ciento directo al salario y 1.1 por ciento en prestaciones no ligadas al salario, aumentos que serán retroactivos al 1 de enero de este año; otorgamiento de 35 bases en el segundo semestre de 2016 y una bolsa de un millón 300 mil pesos que se repartirá entre todo el personal sindicalizado, por partes iguales.

 Respecto a la revisión contractual se acordó:

·      Las convocatorias de nuevo ingreso para laborar en la Universidad serán abiertas para la sociedad en general.

·      La selección de los proveedores de los uniformes ya no se hará de manera discrecional por parte de la dirigencia sindical, sino de acuerdo a la Ley de Adquisiciones, Enajenaciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios del Estado de Querétaro. De igual manera sucederá en el caso de los proveedores para el aniversario del Sindicato.

·      Se conforma una comisión paritaria para el otorgamiento de bases y otra para la asignación de promociones. En el proceso podrán participar todos los sindicalizados eventuales y de base, respectivamente, que reúnan los requisitos de la convocatoria. Se tomarán en cuenta los cursos impartidos por el STEUAQ, para lo cual se informará a la Universidad previamente y se deberán entregar las listas de asistencia cuando concluyan.

De los miembros de las comisiones por parte del sindicato, dos serán nombrados por la Asamblea y uno será integrante del Comité Ejecutivo, quienes no deberán tener reportes en los últimos cinco años.

·      El STEUAQ propondrá una lista de suplentes y eventuales para cubrir los espacios pendientes, con base en perfiles, aptitudes, conocimientos y necesidades de la Institución. Cuando no se cumpla con esto, la Universidad dará por escrito las razones.

·      Se cubrirán los espacios faltantes en el Sindicato previstos en el Contrato Colectivo. El STEUAQ podrá proponer al personal de acuerdo al perfil, aptitudes, conocimiento y necesidades del puesto.

·      Los trabajadores eventuales a los que no se les renovó su contrato en diciembre, serán recontratados a partir de los 15 días hábiles siguientes a que se reanuden las labores y a partir de esa fecha se les hará su pago.

·      Los eventuales a los que se les venció su contrato el 29 de febrero, se les renovará a partir del 4 de abril, sin salarios caídos.

·      Se pagarán los gastos de huelga por la misma cantidad del emplazamiento de enero de 2015.

·      A partir del 15 de abril se retomarán los descuentos vía nómina solamente de las cuotas ordinarias, no de sanciones sindicales.

·      Se pagará el 100 por ciento de salarios caídos al personal  sindicalizado de base.

Con estos acuerdos, el Rector de la Máxima Casa de Estudios reiteró el llamado a todos los integrantes de la comunidad universitaria a seguir trabajando en beneficio de los estudiantes y a continuar fortaleciendo a la Institución.