Archivo de la categoría: Política

Tlatelolco, 50 años

Escaneado 2 oct 2018 16.53
Imagen cortesía Archivo Aguilera
Una nación entera se avergüenza
Es león que se agazapa
Para saltar.
(Los empleados
Municipales lavan la sangre
En la Plaza de los Sacrificios.)
Mira ahora,
Manchada
Antes de haber dicho algo
Que valga la pena,
La limpidez.
Octavio Paz

Víctor López Jaramillo

Era una tarde de miércoles, ya el reloj rebasaba las seis de la tarde. Faltaban 10 días para que se inauguraran los Juegos Olímpicos que mostrarían al mundo la mejor cara de nuestro país y su milagro político y económico. En vez de ello, México volvió a mirarse en el espejo negro de Tezcatlipoca y vio como de manera violenta se segaban las flores antes de dar frutos, vio la sangre de sus jóvenes correr en el altar de los sacrificios de los crímenes de Estado. Vio cómo se abría una herida que no cierra y a la cual se suman cada vez más heridas como Ayotzinapa, entre otras.

En medio de la nostalgia se dibuja a los años 50 y 60 como una edad de oro, una época de abundancia. Ciertamente, hubo un crecimiento económico en donde hasta México, devastado económicamente por la Revolución, pudo reconstruirse y crecer sostenidamente por años y mantener una paridad fija del dólar en 12.50 pesos por décadas.

El Estado mexicano otorgaba paz y estabilidad pero era alérgico a la democracia y, como dice Enrique Krauze, esa extraña fórmula a la que se sumaba el crecimiento económico quiso ser imitada por varios países; pero ese ogro filantrópico al parecer sólo podía desarrollarse en México.

La década de los sesenta fue una era de rebeldía y contrastes pero también de un pensamiento crítico que cuestionó la base misma del sistema político, tanto en el bloque capitalista como en el socialista. París, Praga, México, son emblemas de un espíritu contestatario y de espíritu transformador. Sin embargo, en los países totalitarios la respuesta a este espíritu fue asesinar a los jóvenes que encarnaban esos ideales. Mientras en Checoslovaquia los tanques rusos aplastaban las flores de la primavera checoslovaca, en el otoño mexicano los tanques y paramilitares asesinaban a sus propios hijos, hermanos: los estudiantes. El sistema político mexicano ya no volvería a ser el mismo, su fuente de legitimidad se había quebrantado.

Casi 10 años después de Tlatelolco, Octavio Paz escribió en su ensayo El Ogro Filantrópico:

“Desde 1968 los Gobiernos mexicanos buscan, no sin contradicciones, una nueva legitimidad. La fuente de la antigua era, por una parte, de orden histórico o más bien genealógico, pues el régimen se ha considerado siempre no sólo el sucesor sino el heredero, por derecho de primogenitura, de los caudillos revolucionarios; por la otra, de orden constitucional, ya que era el resultado de elecciones formalmente legales”.

Paz miraba en el horizonte la consolidación del sistema de partidos tras la reforma electoral de 1977 pero se cuestionaba si esta tendría algún efecto ante un poder tan centralizado como el mexicano, por ello planteaba que primero el Estado tendría que autorreformarse.

Escaneado 2 oct 2018 16.58
Imagen cortesía Archivo Aguilera

A 50 años de la masacre de Tlatelolco, donde las cifras varían y los revisionistas de la historia pretenden minimizar el acontecimiento, ¿qué tanto hemos cambiado como sociedad? ¿Hemos logrado algo por lo que los jóvenes idealistas lucharon y pagaron con su sangre? ¿Somos un país mejor? ¿Tenemos democracia y más libertades? ¿Tenemos estabilidad económica y crecimiento? ¿Tenemos paz? Las respuestas en este momento parecen ser negativas y no por esa falsa añoranza de que todo tiempo pasado fue mejor sino porque Tlatelolco es la más emblemática de una serie de heridas que hoy siguen abiertas en nuestro país que se desangra lentamente.

Algo tendremos que hacer para que el dos de octubre no se olvide y podamos cambiar el país, como entonces muchos jóvenes lo soñaron y muchos lo desean actualmente. No desaprovechemos el momento histórico.

 

Anuncios

¿Debate? ¿Debatín? ¡Debatidillo! Más ocurrencias que ideas

debate

Víctor López Jaramillo

¿Qué nos deja el segundo debate entre candidatos a la presidencia de la República? ¿Seguiremos preguntándonos retóricamente quien ganó? ¿Quién perdió? ¿Quién lo aprovechó más? De entrada el diagnóstico es claro: no fue un debate de ideas sino de ocurrencias.

Aprovechemos que aún siguen vigentes las palabras dichas en el debate del 20 de mayo de 2018 en Tijuana, Baja California, para hacer unas breves reflexiones.

De entrada, en este nuevo encuentro verbal entre los candidatos salieron perlas políticas que serán recordadas por años. Lamentablemente, ninguna de esas perlas es producto de alguna idea o propuesta política que permee en el ánimo político.

En el debate, para citar a Paz cuando discutió en ‘Proceso’ con Monsiváis, no hubo ideas sino ocurrencias.

Y hubo en demasía. Si en la víspera Anaya, de la alianza entre el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, hacía alarde de que aniquilaría en el debate a sus contrincantes con ese video donde sale golpeando una perilla de box en mangas de camisa, el golpeado durante el debate fue él.

Anaya es un hombre muy estudioso, que no deja nada a la improvisación, mide y trata de anticipar a sus rivales. Esa es su fortaleza y debilidad. Eso se ve reflejado en el momento cumbre del debate cuando acecha a López Obrador, candidato de Morena, PT y PES, y se le pone justo enfrente para intimidarlo.

Seguir leyendo ¿Debate? ¿Debatín? ¡Debatidillo! Más ocurrencias que ideas

AMLO y el arte de triangular

 

amlo
Mitin de Andrés Manuel López Obrador en San Juan del Río el 9 de mayo de 2018. Foto tomado de la cuenta de Twitter de Gilberto Herrera @GilbertoHRuiz

A muchos espanta y a otros da esperanza. Va en primer lugar de las encuestas, con una distancia notable de su más cercano perseguidor. Unos esperan el renacer de México y otros tanto ya cotizan en internet los boletos de avión porque dicen que se irán del país.

Me refiero, claro está, a Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Hacemos Historia, que, según diversos escenarios, está en primer lugar de las preferencias electorales, con porcentajes que van del 38 al 48 por ciento de una posible votación electoral.

Sólo hay que acotar un detalle: aún faltan varias semanas para que los votos caigan en las urnas y no está de más recordar que cualquier cosa puede cambiar una elección. Seguir leyendo AMLO y el arte de triangular

Mis primeros 25 años en el periodismo

Víctor López Jaramillo

IMG_7723
Mi primer nota publicada en El Nuevo Amanecer, con la cual empezaba mi carrera periodística

 

Este 2 de noviembre de 2017 se cumplen 25 años de que publiqué mi primer nota periodística en el semanario El Nuevo Amanecer, con lo cual se iniciaba mi andar en el largo y sinuoso camino del periodismo.

La nota fue publicada en la sección correspondiente al municipio guanajuatense de San José Iturbide en el semanario dirigido por Efraín Mendoza Zaragoza y hacía referencia al servicio social que prestaban estudiantes de la Preparatoria Plan Guanajuato al pintar señalamientos viales.

Tenía yo tiernos 17 años y cursaba el primer semestre de la carrera técnica de Periodismo de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) cuando unos compañeros que colaboraban en El Nuevo Amanecer reclutaban aspirantes a periodistas para enriquecer el proyecto editorial.

Fue Jesús Flores Lara quien con Seguir leyendo Mis primeros 25 años en el periodismo

La espada de Damocles #NoAlRecorte

img_9390
Asamblea informativa vespertina en la explanada de Rectoría de la UAQ donde el Rector Gilberto Herrera Ruiz explicó a estudiantes y maestros las consecuencias negativas para la Universidad el que se aprueben recortes presupuestales a la educación superior. (Foto: Rafael Vázquez)

Víctor López Jaramillo

La espada de Damocles pende sobre nuevamente sobre la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Traigo esto a colación porque la semana pasada circuló la noticia que la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) pasaba por aprietos financieros. Hacienda (SHCP) le había retenido 136 millones de pesos de participaciones federales de los años 2015 y 2016 por adeudos con dicha institución, por lo que la universidad zacatecana se había declarado en quiebra técnica

Con apenas un mes en el cargo, el nuevo rector, Antonio Guzmán Fernández, admitió que no podían cumplir con sus obligaciones contractuales y, po Seguir leyendo La espada de Damocles #NoAlRecorte