Dos poemas de Rubén Bonifaz Nuño (Desde la tristeza que se desploma)

Para los que llegan a las fiestas
ávidos de tiernas compañías,
y encuentran parejas impenetrables