Los retos de Querétaro para el 2023


Con un video impregnado por el espíritu de Yuri y su canción Tiempos mejores, el gobernador Mauricio Kuri colgó en sus redes sociales un mensaje donde explica sus objetivos para este 2023, al cual calificó como el año del despegue. 

En el video de 6 minutos de duración —en el que el gobernador manejar fallidamente un lenguaje más popular tratando de alejarse de las pomposas formas políticas— hace una leve autocrítica y pide disculpas por los inconvenientes que las obras de reconversión de avenida 5 de Febrero. En el mensaje predomina ese tono mesiánico que nos promete el paraíso y, por ello, todo este sufrimiento tendrá su recompensa y este 2023 Querétaro despegará.

Entre los retos que asume el obligado es el tema de la seguridad pública y el del transporte público, en donde hace una crítica a sus antecesores por dejar un pésimo servicio público.

Dice un dicho que cuando veas las barbas de tu vecino recortar, pon las tuyas a remojar y ante la falta de eficacia de la estrategia federal en materia de seguridad pública, en Querétaro se tiene que poner especial énfasis en ello.

La sumatoria de hechos como la trifulca en el Estadio Corregidora, ejecuciones en los límites del estado, aparición de presuntos mensajes del crimen organizado, aumento de violencia contra las mujeres y de delitos del fuero común son un indicador de que algo no anda bien. Y ese es el tema en que las autoridades tienen que enfocarse este año: mantener la seguridad que ha caracterizado al estado.

El otro tema, que no tocó el gobernador en su vídeo, es el agua. Hace meses se presentó una llamada ley de aguas, pero ni el poder legislativo ni el ejecutivo supieron comunicar sus virtudes y sirvió como punta de lanza para reavivar un reclamo social de comunidades de Amealco, Cadereyta, entre otros municipios, que carecen del servicio de agua potable y nunca se les toma en cuenta

Un evento coyuntural como la ruptura de tubería del Acueducto II mostró a buena parte de la capital lo que es estar sin agua potable, que es como viven en varias comunidades del Querétaro profundo. Ya se han anunciado obras para evitar un colapso acuífero, pero entre que no saben comunicar qué es la ley de aguas y las urgencias de comunidades y que la capital se quedó sin agua algunos días, allí está un conflicto latente. 

Sobre el añejo problema de la movilidad y la infraestructura urbana, el gobernador dijo que no iba a permitir un modelo que beneficie a los concesionarios. Suena bonito en el discurso, esperemos que eso se traslade a los hechos y por fin Querétaro tenga un transporte de vanguardia como la ciudad que anhela ser. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.