Archivo de la categoría: Periodismo

Y ahora, ¿Qué sigue?

zoca-1078x719

Víctor López Jaramillo

¿Y ahora que nos toca hacer?” me preguntaba angustiado el Tony, amigo mío desde la adolescencia, cuando nos conocimos en el pueblo y luego nos reencontramos en Querétaro. Era la mañana del 3 de julio del 2006. No había ni WhatsApp ni hashtags. Nos comunicábamos a través de simples llamadas telefónicas, un arte hoy perdido.

“Oye, iba rumbo a la chamba, acabo de pasar por Constituyentes y hay un bato agite y agite como loco su bandera de AMLO, vamos ganando, ¿Y ahora que nos toca hacer?” volvió a preguntar con la angustia del que cree que va a ganar una batalla que creía perdida.

Ante lo cerrado del resultado, el árbitro electoral se había declarado incompetente para informar con certeza quien era el ganador la noche del 2 de julio. El presidente Vicente ‘Tepocatas’ Fox había emitido un mensaje en cadena nacional y Televisa a través de un falso Cantinflas le exigía a un Andrés Manuel López Obrador caricaturizado que se rindiera aunque perdiera por un sólo voto.

Mi fúrico amigo aún conservaba su cabello y las dudas que da la loza Seguir leyendo Y ahora, ¿Qué sigue?

Anuncios

Entre el suicidio y la redención

Foto de Gabriela Lorena Roldán

Víctor López Jaramillo

Nos pasa en el futbol y pasa en la política. No conocemos medias tintas. Nos vamos a los extremos. Y eso es preocupante, pero es algo a lo que, tristemente, nos hemos habituado.

El fatalismo que nos acompaña a los mexicanos hace que a cada tanto nos empeñemos en vernos en el espejo negro de Tezcatlipoca para encontrar una burla del destino, ver como el alma tropieza y al caer lamentarnos al estilo “josealfrediano” de esa tristeza de estar tan caídos y volver a caer.

Nos pasa en el futbol y pasa en la política. No conocemos medias tintas. Nos vamos a los extremos. Y eso es preocupante, pero es algo a lo que, tristemente, nos hemos habituado. Por ejemplo, en pleno Mundial de futbol, cuando el TRI ha mostrado solvencia táctica y eficacia futbolística, los fantasmas de una eliminación frente a Suecia nos acechan y hay quienes ya dan por perdido ese juego y, por consecuencia, ganar la eliminación.

Pero, esta fatalidad la encontramos acrecentada en nuestra plaza pública y la polarización en la que estamos en este 2018, a unos cuantos días de las elecciones para presidente de la República, y con las encuestas que marcan un claro favorito.

Si el 2006 fue el año que inició la polarización, sobre todo por parte de los seguidores de Calderón, hoy toda esa rabia que empezó con la campaña negativa del “peligro para México”, hoy sigue vigente contra el puntero de las encuestas y tiene su combustible en el clasismo y en la desigualdad imperante en México; lo que el periodista Ricardo Raphael llamó en un libro el ‘Mirreynato’.

Desde esa óptica observan, en ese espejo ya referido, un México devastado si gana Andrés Manuel López Obrador; dibujan escenarios apocalípticos. Afirman Seguir leyendo Entre el suicidio y la redención

¿Debate? ¿Debatín? ¡Debatidillo! Más ocurrencias que ideas

debate

Víctor López Jaramillo

¿Qué nos deja el segundo debate entre candidatos a la presidencia de la República? ¿Seguiremos preguntándonos retóricamente quien ganó? ¿Quién perdió? ¿Quién lo aprovechó más? De entrada el diagnóstico es claro: no fue un debate de ideas sino de ocurrencias.

Aprovechemos que aún siguen vigentes las palabras dichas en el debate del 20 de mayo de 2018 en Tijuana, Baja California, para hacer unas breves reflexiones.

De entrada, en este nuevo encuentro verbal entre los candidatos salieron perlas políticas que serán recordadas por años. Lamentablemente, ninguna de esas perlas es producto de alguna idea o propuesta política que permee en el ánimo político.

En el debate, para citar a Paz cuando discutió en ‘Proceso’ con Monsiváis, no hubo ideas sino ocurrencias.

Y hubo en demasía. Si en la víspera Anaya, de la alianza entre el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, hacía alarde de que aniquilaría en el debate a sus contrincantes con ese video donde sale golpeando una perilla de box en mangas de camisa, el golpeado durante el debate fue él.

Anaya es un hombre muy estudioso, que no deja nada a la improvisación, mide y trata de anticipar a sus rivales. Esa es su fortaleza y debilidad. Eso se ve reflejado en el momento cumbre del debate cuando acecha a López Obrador, candidato de Morena, PT y PES, y se le pone justo enfrente para intimidarlo.

Seguir leyendo ¿Debate? ¿Debatín? ¡Debatidillo! Más ocurrencias que ideas

De fulgores abstractos y comunistas en calzoncillos

Jacarandas
Foto: Miguel Mejía H.

Víctor López Jaramillo

La persistencia de la poesía en la memoria es como la gota de agua constante que perfora la roca. La poesía se forja a fuego lento en la memoria. Palabras que con el tiempo van echando raíces en la existencia.

Los poemas que sobreviven con el paso de los años van profundizando y en muchos casos cambian el significado a la par que evoluciona el lector.

Muchos poemas que fueron de mis favoritos en mi juventud siguen presentes, frases grabadas en mi memoria. Sin embargo, algunas otras carecen ya del significado que en su momento tuvieron. Las significantes, han evolucionado.

Uno de esos poemas es el de Alta Traición de José Emilio Pacheco. Ese que dice: No amo mi patria.

Su fulgor abstracto es inasible.

Pero (aunque suene mal) Seguir leyendo De fulgores abstractos y comunistas en calzoncillos

AMLO y el arte de triangular

 

amlo
Mitin de Andrés Manuel López Obrador en San Juan del Río el 9 de mayo de 2018. Foto tomado de la cuenta de Twitter de Gilberto Herrera @GilbertoHRuiz

A muchos espanta y a otros da esperanza. Va en primer lugar de las encuestas, con una distancia notable de su más cercano perseguidor. Unos esperan el renacer de México y otros tanto ya cotizan en internet los boletos de avión porque dicen que se irán del país.

Me refiero, claro está, a Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Hacemos Historia, que, según diversos escenarios, está en primer lugar de las preferencias electorales, con porcentajes que van del 38 al 48 por ciento de una posible votación electoral.

Sólo hay que acotar un detalle: aún faltan varias semanas para que los votos caigan en las urnas y no está de más recordar que cualquier cosa puede cambiar una elección. Seguir leyendo AMLO y el arte de triangular