¿Aún siguen en búsqueda del Macron mexicano perdido?  


Una de las mayores ridiculeces que llega a cometer la comentocracia -sea de derecha o de izquierda- es que tras ver un nuevo actor político triunfar en el extranjero es suspirar y mirar la realidad mexicana y preguntar: espejito, espejito, ¿quién será el Macron (o Trudeau o Sanders o quien guste) mexicano? 

Y buscan desesperados al Emmanuel Macron de petatiux, al Justin Trudeau región 4 y no encuentran nada, pero siguen buscando a su extranjero para tropicalizarlo como un mesías cualquiera krauziano. Ahora, tras su triunfo en Chile, la izquierda busca al Boric mexicano en Attolini. 

En octubre de 2016, el portal 321 le preguntó a Denisse Dresser qué tipo de presidente quiere la generación millenial y su respuesta inmediata fue: “¡Qué sea cool!” y “que haya visto Gilmore Girls, que vea Buzzfeed”. En síntesis, Dresser cree que los millenials quieren un Justin Trudeau región 4, aunque sospecho que eso lo añora más ella que la propia generación que intenta explicar en el video.

En 2018, los candidatos, menos Ya Saben Quién, buscaron compararse con el presidente francés y así ganar un poco de votos. En la víspera de las elecciones, en el diario español El Mundo apareció el reportaje: Ricardo Anaya, el Emmanuel Macron mexicano. Hoy, ese titular debe dar pena ajena. 

Pero ese no fue el único, hay otros casos de verdadera risa loca, como este: Armando Ríos Piter ‘es el Macron mexicano’: Jorge Castañeda. Sí, esa fue la declaración del excanciller donde para inflar políticamente a alguien intrascendente (y que sigue sin trascender) lo compara con el francés. También Meade fue ungido como el Macron mexicano. Ninguno de los tres Macrones mexicas estuvo cerca de arrebatarle el triunfo a AMLO, lo cual nos lleva a preguntarnos si a los mexicanos les importa un bledo lo que suceda en Francia con sus políticos o que esas fórmulas de tropicalizar personajes es inoperante electoralmente. O ambas. 

Pero las consultorías que toman ingenuos candidatos para asesorar siguen usando la fórmula y a la última que estafaron fue a la queretana Celia Maya, quien el año pasado durante la campaña a la gubernatura dijo en entrevista en Milenio que le gusta que le digan que es la Bernie Sanders mexicana… ¡Plof! El ganador Kuri, en ningún momento se quiso reflejar en otra figura extranjera. 

Moraleja: ya dejemos atrás esas lógicas colonialistas que querer transvasar realidades políticas ajenas a la cultura política mexicana. Un Macron se dio por las condiciones particulares de Francia, lo mismo Angela Merker en Alemania; el árbol de la política mexicana lo que da son frutos como AMLO, Kuri, Anaya o Noroña, nunca un Justin Trudeau, por más que lo añoren. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.