Testigos Sociales

El cambio de gobierno es uno de los puntos cruciales de nuestra alternancia. El ojo común se limita solamente a la ceremonia donde simbólicamente el poder cambia de manos. El gobernador saliente, en algo que parece como por arte de magia, deja de tener ese poder y el gobernador entrante empieza a sentir las pulsaciones del poder recibido.

Anuncios

Autoengaño y desengaño

Y, en el caso de gente como el Bronco y otros independientes triunfantes, saber exigirles para que no caigan en los mismos errores que otros políticos con altos bonos democráticos han tenido. Que no fallen ni fallemos de nuevo.

El mensaje de las urnas

Ahora bien, que los panistas no interpreten mal el triunfo. Les debe de queda claro que la ciudadanía no les dio un cheque en blanco. Votar por un candidato no significa depositar confianza ciega en él.

Lecciones de campaña

El primero es que las elecciones no son un trámite. Si bien en los tiempos del PRI hegemónico, ser candidato del PRI era ser automáticamente el ganador en cualquier cargo -a tal grado que en 1976, el priista José López Portillo fue candidato único a la Presidencia de la República- las cosas han cambiado.