Archivo de la etiqueta: Roberto Loyola Vera

Sin código de honor, los políticos queretanos

nyco_rats

Víctor López Jaramillo

El código de honor dice que en caso de desastre, el capitán debe ser el último en abandonar el barco y, si es preciso, hundirse con él. Sin embargo, la nueva generación de políticos queretanos del siglo XXI parece desconocer todo código de honorabilidad; ante el hundimiento del barco, son los primeros en huir y salvaguardar su patrimonio, sin importar quien se ahogue.

No, no exagero. Empezaré a desglosar los casos en donde se verá que los capitanes de la política priista del siglo XXI carecen de honor y responsabilidad política y son los primeros en mandar al diablo a las instituciones.

Calzada, el primero en abandonar el barco

Comencemos por el caso más visible: derrotado su partido en las elecciones del 7 de junio, el gobernador José Calzada Rovirosa decidió no concluir su periodo de gobierno, el cual termina este martes 30 de septiembre y solicitó licencia para integrarse al gabinete del presidente de la República Enrique Peña Nieto.

Una vez que el capitán Calzada abandona su barco, “Querétaro, gobierno de soluciones”, comienza el auténtico desmoronamiento de todo proyecto político en el poder ejecutivo estatal y en diversas municipalidades, cada miembro del gobierno ante la ausencia de su capitán decide buscar como salvaguardarse y sobrevivir en lo que arriba el nuevo gobierno.

Bajo el periodo del gobernador sustituto para esta cuarentena política, Jorge López Portillo, los índices de violencia se incrementan a tal grado que el gobernador electo en espera de asumir el poder, el panista Francisco Domínguez Servién, se ve obligado a reclamar y exigir mayor atención para no heredar un desastre.

Sin embargo, encuentra oídos sordos en el gobierno estatal. El sustituto Jorge López Portillo parece más preocupado por aparecer en eventos sociales y posar para su nuevo retrato en el Salón Gobernadores que presenta pomposamente que en mantener el barco con rumbo.

Y en la capital, también abandonan el barco

En el gobierno municipal de la capital queretana las cosas no van de mejor manera. Tras la licencia de Roberto Loyola Vera para competir por la gubernatura, Luis Cevallos toma el mando como presidente interino. En una transición en la que todo parece tranquilo, a menos de 15 días de tener que entregar el mando al panista Marcos Aguilar, Cevallos solicita licencia por motivos de salud y Rafael Rodríguez Tolentino protesta como nuevo presidente municipal interino; así, se desata la inestabilidad.

Comienza una guerra de declaraciones, de acciones sospechosas, de datos que indican que el priismo preparaba su gran año de Hidalgo (ya sabe el dicho popular, querido lector, que –léase aquí un improperio- el que deje algo). Acusaciones sobre una camioneta blindada que nunca se pidió, cambios de uso de suelo, renuncias de altos mandos que no llegan y con ellos, liquidaciones en las que gastar el presupuesto.

Y los diputados, igual

Pero el caos y los abandonos políticos no terminan allí. Los diputados, y aquí de todos los partidos, también contribuyeron a este desorden político.

Primero, el priista Braulio Guerra Urbiola y el panista Apolinar Casillas, solicitaron licencia para irse a ocupar una diputación federal. No se llamó a sus suplentes. Después, Marco Antonio León Hernández se jubiló y tampoco se llamó a su suplente. Es decir, la máxima tribuna del estado no tuvo a tres representantes populares y la última sesión fue una auténtica fiesta privada de los diputados. Al final, solo 18 diputados quedaron tras el receso. Los que quedaron, se pusieron una gorra mandada a hacer para la ocasión que decía: La última y nos vamos. Una pachanga total. Una falta de respeto hacia quienes dicen representar.

Inestabilidad

Visto los números fríos, en menos de 2 meses Querétaro habrá tenido tres gobernadores y tres presidentes capitalinos. Ah, y sesiones con sólo 22 diputados de 25 que debieran ser. Una inestabilidad tal que no se veía quizá desde los tiempos de la revolución mexicana.

Sin código de honor, los funcionarios que han abandonado su barco son la muestra del descrédito que tiene la clase política actual. En particular los priistas, mostraron que pese a que su nombre lo diga, de institucionales no han tenido nada, sólo han buscado asegurar su futuro personal y mandar, ellos solitos, al diablo las instituciones.

Anuncios

¿El choque que viene?

Dos estilos diferentes ¿Chocarán?
Dos estilos diferentes ¿Chocarán?

Víctor López Jaramillo

Hay una notable diferencia entre el ejercicio del poder entre el PRI y el PAN. A los cuadros priistas los caracteriza la disciplina partidista a toda prueba; en la esquina contraria, entre los panistas lo natural es disentir democráticamente entre ellos.

Mientras el PRI aparentaba democracia y una división entre sectores como si fueran una santísima trinidad política: campesino, obrero y popular, pero todos unidos bajo el manto protector del laicismo del Presidente de la República; desde su fundación en 1939, Acción Nacional mostró que no iban a ser un partido cual bloque monolítico.

Y tras la atravesar la brega de eternidad y su etapa de sembrar ciudadanos, Acción Nacional ha mantenido aún ese rasgo desde su fundación, aunque en el ejercicio del poder hayan perdido vasta parte de sus ideales políticos.

UN PRI DISCIPLINADO

Tomemos como ejemplo Querétaro. Bajo los gobiernos priistas, los gobernantes y representantes emanados de las filas del tricolor aceptan de manera inmediata al gobernador como el primer priista del estado y acatan su voluntad. La disciplina es la regla.

En cuanto Roberto Loyola Vera dejó la secretaría de Gobierno para ganar por escaso margen las elecciones para presidente municipal, siempre se mantuvo a la sombra de Calzada. Su agenda política y mediática siempre estuvo supeditada a la voluntad dictada desde el Palacio de la Corregidora.

Siguiendo la disciplina priista, Loyola acató siempre el estilo de gobernar que se ejercicio desde el gobierno del estado. Ni siquiera en campaña, como algunos candidatos priistas lo hicieron en el pasado, se atrevió a mostrar un rostro político propio y mostrar una sana distancia con Calzada y lo pagó en las urnas.

UN PAN FRAGMENTADO

En cambio, con el PAN en el poder estatal, la subordinación de los actores panistas al gobernador no ha sido la regla, y cuando se ha logrado, ha sido a través de arduas negociaciones.

Recordemos que en primera instancia, en el primer sexenio panista encabezado por Ignacio Loyola Vera (1997-2003) hubo serias diferencias con el alcalde capitalino Francisco Garrido (1997-2000).

Y una vez que Garrido llegó a la gubernatura en 2003, de inmediato rompió con su antecesor al demoler el Centro de Rehabilitación, una obra magna del gobierno de Ignacio Loyola, al bajarse el sueldo para mostrarse austero a diferencia de su antecesor y liberar a los presos políticos que Loyola había encarcelado.

Sin embargo, al mismo tiempo, se gestaba la discordia entre el propio gobernador y el alcalde capitalino Armando Rivera Castillejos. Aunque en declaraciones oficiales siempre argumentaron la unidad del partido, en el primer informe de gobierno del Rivera, mandó el mensaje a sus correligionarios incrustados en el poder estatal y partidista que  “con ellos, sin ellos y a pesar de ellos”, su administración seguirá avanzando. 

Los dos gobernadores panistas se han enfrentado al alcalde panista con el que comparten la primer mitad de su gobierno.

¿SE REPETIRÁ EL ESCENARIO?

Ahora, en 2015 se presenta un escenario similar. Hay gobernador panista con alcalde panista en la primera mitad del sexenio. Francisco Domínguez y Marcos Aguilar provienen de grupos distintos pero durante campaña supieron guardar sus diferencias.

Una vez superado el trance de las elecciones, es posible que empiecen a aflorar los viejos conflictos entre los grupos que apoyan a Domínguez y Aguilar.

Y aunque aun no toman posesión de sus cargos, los estilos políticos empiezan a notarse y a contrastar entre uno y otro.

Mientras el alcalde electo Marcos Aguilar marca agenda al realizar foros de consulta ciudadana y, sobre todo, aceptar la exigencia de la sociedad civil de aceptar testigos sociales. En tanto, en el lado de Francisco Domínguez reina el silencio y el rechazo a aceptar testigos. Pareciera que planea la entrega-recepción como si fuera el crimen perfecto: sin testigos.

Y cuando Domínguez declara para marcar agenda, como en el caso del “boquete” económico de la Usebeq, resulta ser solamente fuegos de artificio que su equipo de transición tienen que apagar inmediatamente.

En plena transición, Marcos y Francisco muestran estilos completamente diferentes, contrastantes. ¿Se agudizarán cuando tomen posesión de sus cargos? ¿Mantendrán una tensión política que se traduzca en competencia? ¿O se viene una nueva ruptura entre gobernador y alcalde de extracción panista?

Estamos a semanas de reeditar una vieja historia entre panistas o comenzar una nueva. Los actores políticos tienen la decisión en sus manos.

Nostalgia del poder

debilitado y con la nostalgia del poder que se pierde poco a poco, Calzada llega a su último informe de gobierno
debilitado y con la nostalgia del poder que se pierde poco a poco, Calzada llega a su último informe de gobierno

Publicado el 21 de julio de 2015

Víctor López Jaramillo

Como parte de la campaña para promocionar el Sexto (y último) Informe de Gobierno, la administración estatal ha comenzado a divulgar un video en donde el gobernador José Calzada Rovirosa dice adiós al gobierno del estado.

Con una música de fondo un tanto melancólica y repleto de lugares comunes políticos, José Calzada explica que quiso ser gobernador “para servir a la gente de Querétaro”.

En el video, el mandatario estatal dice: “¿Cómo agradecer tu apoyo, tu entusiasmo? La sola palabra gracias no alcanza, tú creíste junto conmigo y así, juntos hemos crecido”.

Ilustrado con imágenes emotivas del gobernador y su esposa Sandra Albarrán, con voz en off, José Calzada continúa con su mensaje: “Sé que seguirás trabajando por tu familia, por tu futuro. ¿Y te digo algo? Sandra y yo seguiremos contigo. Nos llevamos tu ejemplo guardado en el corazón”.

Y cierra con la frase: “Gracias por creer”. Es decir, el gobierno como un acto de fe.

Alejado de la grandilocuencia de informes de años anteriores, la campaña promocional de este informe parece estar marcado por la melancolía de dejar el poder.

En declive

José Calzada Rovirosa llega a este último informe en pleno declive político. Perdidos los sueños de continuar su proyecto político a través del derrotado Roberto Loyola Vera, el aún gobernador tiene que probar el amargo sabor del final de su mandato en soledad política.

José Calzada tampoco pudo formar un equipo político sólido y eso se refleja con más intensidad en estos últimos meses de su administración. Su famosa generación dorada, los “Calzada Boys” nunca estuvo a la altura política que demandaba el estado.

Intentando emular la “nueva generación” que su padre Antonio Calzada Urquiza formara cuando fue gobernador en la década de los 70, los “Calzada Boys” son una quimera política. ¿Quién de esos jóvenes sobrevivirá políticamente sin la sombra de su protector?

Si Calzada logró recuperar el gobierno del Querétaro para el PRI, ahora entrega el mando en peores condiciones, entrega al PRI en la derrota más grande de su historia. El poder político se le escapó como agua entre las manos.

Su proyecto más fallido fue su delfín Roberto Loyola Vera. Alguien que había sido eficiente como secretario de gobierno, con un paso en la alcaldía capitalina en donde se intentó colocar su imagen, como candidato nunca conectó con la ciudadanía y nunca supo enfrentar las crisis mediáticas que fueron surgiendo.

Espionaje

En el ocaso de su mandato, José Calzada enfrenta un nuevo escándalo que lo ha puesto en la mira no sólo nacional, sino internacional. El escándalo del Hacking Team. La empresa italiana dedicada a  la seguridad fue hackeada y se divulgaron documentos donde se muestra que el gobierno de Querétaro contrató los servicios de dicha compañía para monitorear actividades de ciudadanos.

Ante esto, la respuesta del gobierno ha sido negar el acontecimiento, aunque en el portal WikiLeaks ya se encuentren los correos electrónicos donde se muestra que hubo un contrato comercial con dicha empresa.

Lo importante de esta filtración es que aunque los ciudadanos sospechábamos del espionaje del Estado (recuerde usted la famosa frase “hay pájaros en el alambre”), estos documentos electrónicos nos dan la prueba de que el gobierno calzadista arrendó dicho equipo cibernético para obtener conversaciones en línea y llamadas telefónicas.

Si el gobierno calzadista se quejaba de que sus enemigos políticos los espiaban, el tiro les salió por la culata y han sido evidenciados que los que intervenían conversaciones eran otros.

Así, debilitado y con la nostalgia del poder que se pierde poco a poco, Calzada llega a su último informe de gobierno.

El PRI, como Sísifo, comienza desde abajo nuevamente

Sísifo priista
Sísifo priista

Publicado el 16 de junio de 2015

Víctor López Jaramillo

Una vez asentado el polvo que dejó la elección, vienen las horas de la reflexión. Tras el cuento de los últimos votos, empieza a clarificarse el nuevo mapa político de la entidad.

Lo primero que destaca es la apabullante hegemonía de Acción Nacional. Desde 2006, año de la elección intermedia estatal, el PAN no lograba tal presencia política en la entidad. El entonces gobernador Francisco Garrido pudo obtener mayoría en la Legislatura, lo cual se vio refleja Seguir leyendo El PRI, como Sísifo, comienza desde abajo nuevamente

El mensaje de las urnas

Y el PAN arrasó
Y el PAN arrasó

Publicado el 9 de junio de 2015

Para mi padre, en el día de su cumpleaños

Víctor López Jaramillo

Dice el viejo dicho que a toda capillita le llega su fiestecita y finalmente este domingo cumplimos el ritual democrático de acudir a depositar nuestro voto a la urna y podemos empezar a extraer las primeras conclusiones.

Los resultados del Programa de Resultados Electorales Preeliminares (PREP) nos indican que el voto de castigo contra el PRI tuvo un efecto fulminante y el Partido Acción Nacional arrasó en las votaciones.

Así, el próximo gobernador del estado será el panista Seguir leyendo El mensaje de las urnas