Se les va el camión


En la canción Urbanidad del popular rockero El Haragán, canta “No lo tomes muy a pecho muchacho, pero suele suceder que alguna vez se te va el camión”. Pues bien, parece ser que esa es la canción preferida en el Instituto Queretano del Transporte (IQT) desde hace muchos años.

Considerado como uno de los peores del país, el sistema de transporte causa tremendos dolores de cabeza al gobierno de Francisco Domínguez, que, como consignamos la semana pasada, ya tuvo que hacer su primer ajuste en el gabinete para tratar de solucionar este problema.

Es justo reconocer que el problema no empezó con esta administración estatal, sino que se viene arrastrando desde hace sexenios y que justo ahora se encuentra en su punto más bajo.

Desde el gobierno del también panista Francisco Garrido Patrón se plantearon tres problemas como los más urgentes para Querétaro. A saber, la falta de agua, la seguridad y el transporte. En un principio, el gobierno garridista hizo planes para atender a los tres.

En el caso del transporte, se hicieron viajes, ya sabe, los tradicionales viajes de los gobernantes, a diversas partes del mundo para analizar los sistemas de transporte público.

A final de cuentas, el gobierno garridista solo entregó resultados en materia de agua al construir el Acueducto II, amplió las estrategias de seguridad y al transporte público lo guardó en el cajón de los pendientes a heredar a la siguiente administración.

Y a la administración del priísta José Calzada le dejó una manzana envenenada con el aumento del costo de pasaje. Aunque no era tema de campaña del PRI, el nuevo gobierno tuvo que asumirlo. Pero su forma de enfrentarlo no fue la mejor. Digamos que el transporte público de Querétaro estaba sostenido por alfileres y el calzadismo tomó una audaz decisión: quitar los alfileres. El resultado fue que si el transporte era malo, se convirtió en un caos. Hasta patrullas de la policía municipal tuvieron que entrar a ayudar a la población a movilizarse ante el fracaso inicial de Red Q.

Ese monumental fracaso, el PRI lo terminó pagando en las urnas y el gobierno de Domínguez lo tomó como bandera de campaña. Hasta el momento, huelga decirlo, no ha habido resultados y ya cobró sus primeras bajas políticas. Alejandro Delgado Oscoy ha sido “reubicado”.

Nuevamente, parece empezar de cero el trabajo en el transporte púbico, mientras las quejas se vienen acumulando desde hace años. Dicen que para muestra basta un botón y para ello les presento una queja que le hicieron llegar a este reportero.

Desde octubre de 2014, vecinos de la comunidad de Lourdes, Valle Dorado, Amanecer Balvanera, entre otras, presentaron ante el IQT una carta en donde se quejaban de que la ruta 75 de Red Q no cumplía con los horarios estipulados y suspendían el servicio de manera arbitraria, ya fuera en días hábiles o feriados, lo cual los afectaba de sobremanera.

La respuesta por escrito, de la cual este reportero tiene una copia, firmada por el entonces director general del IQT, Luis Enrique Moreno Cortés, es que se trabajaba en una reestructuración de rutas y que se realizaban ajustes. Además, de ser necesario, realizarían análisis técnicos para evaluar las necesidades de los usuarios.

Ya pasaron dos años, un cambio de gobierno estatal, tres directores del IQT y los vecinos de dichas localidades no ven solución y ni para cuando pase el camión. Por eso abrí este artículo con la canción del Haragán, porque a los del Instituto Queretano del Transporte ya se les fue el camión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.