La Chovinista República Autónoma de Querétaro


Nuevamente, Julio César Ramírezsecretario de Salud del estado de Querétaro tuvo un lapsus que lo pinta como un chovinista y retrógrada. Si ya se había exhibido como un retrógrada en agosto del año pasado cuando declaró que las personas homosexuales no pueden ser donadores de sangre e incluso cuestionó a los reporteros que si aceptarían dicha sangre, las declaraciones recientemente dadas a conocer por la reportera Cecilia Conde el noticiario Presencia Universitaria (De Radio UAQ y TV UAQ) lo exhiben como un chovinista.

En una videoconferencia, el secretario Julio César Ramírez, quien olvidó que una cámara de vídeo encendida no es buena confidente, confesó que cuando aumentó el número de contagios en la zona metropolitana de la Ciudad de México, ocultaron el número de camas disponibles en Querétaro para atender enfermos de COVID19.

Pero allí no quedó, como si contará una hazaña picaresca, siguió y dijo a sus interlocutores virtuales que lo había hecho para evitar que trajeran enfermos de otros estados y en una frase digna de la doctrina Monroe región 4 decretó que las camas de Hospital de Querétaro eran solo para los queretanos, como si nuestro estado fuera un país independiente que decide a quien recibir o a quien no.

Esto, además de indignación en el resto de la república mexicana, generó hilaridad ante tal disparate de nuestro homófobo y xenófobo funcionario, incluso, el periodista Nacho Lozano, coautor con María Scherer del libro El priista que todos llevamos dentro, se mofó de la declaración en su popular programa matutino De pisa y corre y rebautizó a Querétaro primero como la República Autónoma de Querétaro para luego llamarle la Real Corona Queretana y remató diciendo que ya sabemos que con nuestro estado no se podía contar para esta crisis.

El problema de fondo de lo hecho por el funcionario de salud es que su lapsus representa la ideología chovinista -entendida esta como la exaltación acrítica de lo local y el desprecio a lo que “no es de aquí”– que da forma a la queretaneidad y a la élite que nos gobierna que, por ejemplo, cuando se da un hecho delictivo, lo primero que hacen es decir que los criminales son de fuera, nunca de Querétaro. Fuereños malos, queretanos buenos, es la lógica elemental discursiva en materia de seguridad.

Chovinismo que hace unos años brilló cuando en su visita a México, el entonces presidente norteamericano Barack Obama mencionó de refilón a Querétaro, lo cual provocó júbilo y exaltación entre la más rancia queretaneidad que casi casi piden su anexión a los Estados Unidos.

¿Y si Querétaro llega a necesitar de otros estados para resolver una crisis, la que sea, nos apoyarán? ¿Si Julio César Ramírez Argüello cae gravemente enfermo – que no se lo deseamos- en la Ciudad de México o en Toluca, le negarían una cama de hospital para atenderlo porque es fuereño?

¿Tendrá consecuencias el chovinismo del gobierno de Francisco Domínguez? ¿El gobierno federal tomará alguna represalia por esconder cifras en medio de una crisis? Por lo pronto, el presidente Andrés Manuel López Obrador evadió dar una respuesta directa y dijo que esa no era la actitud que habían tomado la mayoría de los estados. Habrá que esperar al presupuesto del 2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .