El Osito Bimbo y Bernie Sanders en campaña queretana


Si creíamos que durante las campañas en Querétaro lo más cercano a momentos graciosos serían ver al candidato Carlos Villagrán, alias Kiko, de Querétaro Independiente, decirle ¡chusma, chusma, prrrt! a sus posibles votantes o Adolfo Ríos atajar penales a cambio de un voto como hace tres años, este sábado nos reveló dos facetas cómicas de dos candidatos que uno creería que son serios pero su candidez y bisoñez han demostrado lo contrario.

Comencemos por Luis Bernardo Nava, actual alcalde de Querétaro capital para quien tres años son pocos para gobernar y ha decidido postularse de nueva cuenta para gobernar (es un decir) el municipio. Hasta allí, no hay nada de gracioso, sino más bien trágico solo de imaginar otros tres años de Navato; sin embargo, el fin de semana, Luis Bernardo Nava, o quien maneje sus redes sociales, publicó una carta desde su cuenta personal donde anunciaba su intención de reelegirse y cerraba la carta con la siguiente frase: “Con el cariño de siempre”.

Sí, sé lo que está pensando estimado lector, que me equivoqué y leí un tweet de Grupo Bimbo, pero no, era la misiva del propio Nava quien se fusilaba, inconscientemente quizás, la emblemática frase del Osito Bimbo, que incluso está registrada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

No sé si Luis Bernardo Nava se identifique con el Osito Bimbo o lo traicionó el subconsciente; no dudo que le tenga el cariño de siempre a la ciudadanía queretana pues de ella ha vivido los últimos años; sin embargo, este simple hecho que pareciera quedarse en lo meramente anecdótico, en realidad revela un problema mayúsculo al interior del equipo de comunicación del aún alcalde.

Este simple acto fallido revela el descuido con el que ha manejado su comunicación política desde la campaña de 2018 en donde no queda claro ni su narrativa política ni su discurso; por ello, hace tres años un novato en la política como Adolfo Ríos casi le arrebata el triunfo en la presidencia municipal; entonces culparon al efecto AMLO en las boletas pero tuvieron años para corregir y no lo han hecho, el gobierno de Luis Bernardo Nava ha sido gris y sigue sin proyectar personalidad política propia, lo cual es preocupante ahora que su mentor Francisco Domínguez termina su periodo. Nava tiene un enorme reto al interior de su campaña y la pifia del sábado solo es la punta del iceberg.

Por otra parte, del lado de la izquierda, si es que podemos llamar de izquierda a Celia Maya, más bien, del lado de Morena, su precandidata ha comenzado su gira por medios nacionales y abrió fuego con una entrevista en Milenio donde admite que es la Bernie Sanders no solo queretana sino mexicana. Si, sé lo que piensa, que a nadie en su sano juicio le ha pasado por su cabeza considerar a la exmagistrada la versión ni siquiera local del candidato fallido estadunidense. Pero he aquí otra pifia de comunicación, que no tienen mensaje que comunicar y apelan a estas ocurrencias para poder estar en agenda.

Lo malo para Celia Maya es que en Querétaro la izquierda necesita un candidato que no sea testimonial como ella lo ha sido en sus anteriores candidaturas puesto que ahora representa al partido en el poder federal y no al grupo político que intenta no perder el registro, son dos momentos distintos y Celia Maya no parece estar a la altura del reto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .